MISIONES: A los 110 años le hicieron su primer DNI y fue a buscarlo en moto



Al cabo de más de un siglo, Antonio Ferreyra, un abuelo que vive en una zona rural al norte de la provincia de Misiones, consiguió acreditar de manera legal su existencia en el territorio argentino.

A sus 110 años, el hombre que vive en Colonia Unida, justo en el kilómetro 90 del municipio de Pozo Azul, obtuvo su primer documento nacional de identidad (DNI) y generó cierto revuelo en el momento de su retiro ya que, para sorpresa de los presentes y a pesar de su edad, llegó al Registro Provincial de las Personas en moto.
Ferreyra apareció en la Oficina Seccional 3088 de la delegación Pozo Azul el último miércoles para recibir en mano y por primera vez en su vida el DNI.

A bordo de una moto y dejando en claro que pese a su avanzada edad es un hombre entero y vigoroso, Antonio llegó hasta el Registro emocionado. Vestido con una camisa y una campera, y con el barbijo obligatorio puesto, el anciano ingresó al edificio para hacerse, de una vez por todas con su documento.

"Me sorprendió cuando lo vi llegar a Antonio en una moto, muy fuerte, a recibir su documento. Nos llena de alegría haber realizado esa entrega. Fue muy emotivo".

Describió Rosa Glienke, la delegada de la seccional, en diálogo a El Territorio.

La propia mujer fue quien, hace unos meses, recibió la notificación del caso de Ferreyra. En ese entonces, para iniciar los trámites del DNI, Glienke se encargó de recorrer la zona rural donde vive el abuelo junto a personal policial y miembros de la secretaría de Acción Social.

Así, tras consultar con los vecinos de la región y luchar contra las inclemencias del clima, finalmente pudo dar con el domicilio de Antonio. "Le tomamos los datos, solicitamos el negativo en Posadas, lo buscamos y con la intervención de Defensoría de San Pedro pudimos concretar este importante trámite", explicó la funcionaria.

Según trascendió, el hombre que ostenta más de un siglo de vida es oriundo de San Antonio, un municipio también ubicado al norte de Misiones.

Cuando nació sus padres no lo registraron y, con el paso de los años, nunca inició el trámite por voluntad propia. Su crecimiento y desarrollo en una zona rural y la lejanía de las áreas céntricas de las ciudades fueron algunos de los factores que postergaron una y otra vez el trámite.

De todos modos, al cabo de 110 años, motivado por sus hijos y tras descender de una moto ante la atenta mirada de todos, Ferreyra finalmente sí consiguió su DNI.

"Después de un trabajo en conjunto entre el Juzgado de Paz de San Pedro y el Registro de las Personas, Antonio hace uso de sus derechos como ciudadano argentino".

Anunciaron desde el Registro a través de las redes sociales, donde tomó relevancia el caso.

Unos días antes, en Puerto Iguazú, el Registro de las Personas de la provincia de Misiones también realizó la entrega del DNI a Antonio Báez, alias "Draculín", un personaje característico y muy popular de la zona, que es conocido por todos con ese sobrenombre y muy poco se sabe de su identidad.

Báez, quien también recibió su documento de identidad por primera vez y al cabo de 69 años, llegó a la oficina estatal gracias a una gestión de las monjas del Hogar de Ancianos San Ramón, que lo asisten y le pusieron el nombre que figura en el documento.

"Me siento muy feliz por contribuir a que sea un ciudadano con todos los derechos y no un NN".

Deslizó, en esa oportunidad Estela Aquino, la titular del Registro en Iguazú.





Publicar un comentario