Hicieron una fiesta en un cementerio y en una fábrica de ataúdes


Dos fiestas se llevaron a cabo el pasado fin de semana en lugares insólitos. En las localidades santafesinas de Armstrong y Las Rosas, se registró el colmo de las fiestas clandestinas. En la primera, cientos de jóvenes -y no tan jóvenes también- se reunieron a un campo a metros del cementerio local.

En la segunda, no tuvieron mejor idea que juntarse a festejar en una fábrica de ataúdes. No conformes con ello, luego subieron las fotos a las redes sociales.

Graciela de la Casa, periodista de el portal Amstrong y la Región, contó por LT10, lo que sucedió en esa localidad, donde un grupo de jóvenes se reunió en inmediaciones del cementerio de esa localidad.

 "Fue a la vera de la ruta 178, eran más de 200 vehículos los que se juntaron ahí".

Precisó.

De todos modos, al ser tantos autos llegaban hasta la puerta del cementerio y consideró que eligieron esa zona porque hay poco control policial.

"A las 3 de la madrugada hubo un llamado al 911 y ahí se acerca el móvil policial. Nunca se imaginaron que se iban a encontrar con más de 200 vehículos".

Relató De la Casa, quien agregó que los autos comenzaron a dispersarse para distintos puntos y pueblos cercanos.

“Las imágenes se viralizaron. Son chicos conocidos del pueblo, todos estudian y trabajan, ellos mismos deben estar arrepentidos de lo que hicieron”. 

Comentó. Además, aclaró que “no detuvieron a personas; solo desactivaron la fiesta”.

 


En cuanto a lo ocurrido en la funeraria de Las Rosas dijo que tampoco hubo detenidos ya que se enteraron de lo ocurrido por la viralización de las imágenes.

Publicar un comentario