Tiene 89 años, es jubilado y reparte pizzas: Le dieron una gran propina por ser amable


"No sé qué decir, excepto gracias".

Dijo Derlin Newey ante lo que acababan de darle. Se emocionó hasta las lágrimas y luego de recomponerse logró seguir adelante frente a las cámaras de televisión que lo apuntaban firmemente.

Newey tiene 89 años y sigue trabajando como lo hizo toda su vida. Vive en Utah y hoy es repartidor de pizzas de la cadena estadounidense Papa John's, y nada le hacía esperar que iba a recibir una entrega sorpresa de unos clientes habituales de su ruta, ni mucho menos que ellos le iban a dar una especie de propina de US$ 12.000.

Newey no lo podía creer días atrás, cuando la familia Valdez llamó a la puerta de su casa en Utah. Junto a ellos estaban las cámaras de la cadena KSL TV, afiliada la CNN, que contó la historia a través de su portal de noticias.

El anciano trabaja unas 30 horas semanales para poder sobrevivir porque su jubilación no le alcanza. Los Valdez explicaron que comenzaron a grabar cada vez que Newey les llevaba un pedido, y luego lo subían a la red social TikTok en su cuenta @vendingheads. 

Esas imágenes, en las que se puede apreciar la enorme amabilidad del anciano, empezaron a conquistar los corazones de sus 53.000 seguidores, lo que llamó la atención de los Valdéz. Así, comenzaron a darle forma a una idea 

"Es una locura. Todo el mundo lo ama".

Dijo Carlos Valdez. Eso, sumado a las preguntas de sus seguidores interesados en por qué Newey seguía trabajando, fue lo que lo impulsó a armar una campaña para recibir donaciones para entregarle lo recaudado al ejemplar trabajador.

Gracias a los aportes de miles de usuarios lograron juntar US$ 12.000 para Newey, a quien para no hacerlo sentir mal le dijeron que sería una propina por su compromiso con los clientes.

A Newey lo tomaron completamente por sorpresa. Ni siquiera sabía qué era TikTok, pero estaba agradecido por la inesperada bendición.


"Necesitaba esto. Me alegro de que pudiéramos ayudarlo".

Dijo Valdez. 

"Solo tenemos que tratar a las personas con la amabilidad y el respeto como él lo hace. Nos robó el corazón".

Agregó.

Además, le regalaron una remera que tenía estampada la leyenda "Hola, ¿estás buscando algo de pizza?". la emoción de Newey fue total: 

"No puedo creer todo esto, estoy agradecido".

Afirmó el anciano.

Publicar un comentario