Empleada de geriátrico trucho tiene COVID-19 y denunció que el dueño no quería que la aíslen


Una grave denuncia realizó esta mañana Johanna, empleada del geriátrico sin habilitación ubicado en Charlone al 1200 donde se produjo un brote de coronavirus que se cobró la vida de una abuela y tiene infectado al resto de los habitantes del hogar y sus compañeras.
"Empecé a trabajar el 4 de agosto y desde que empezó la pandemia, si bien están prohibidas las visitas, las permitían. Una de las abuelitas tenía cáncer terminal se le permitió a la hija ingresar a verla, pese a que tenía síntomas de COVID-19. Dos días más tarde, la mujer se contagió. La internaron una semana más tarde, falleció a las pocas horas. Luego se conoció el resultado del hisopado que dio positivo".

Sintetizó la mujer, en el inicio de su testimonio a LA BRÚJULA 24.

Y agregó en su charla con el periodista Germán Sasso: 

"En ese lapso nos obligaron a seguir trabajando. Mi patrón (Sergio Cutipa) sabía todo esto. A mí me hicieron el hisopado el viernes pasado y me aislaron porque tengo dos criaturas con problemas respiratorios que, gracias a Dios, están sin síntomas. El domingo me confirmaron el positivo, al igual que a dos compañeras y otro abuelo. Autoridades sanitarias querían que me aísle en mi domicilio, pero como vivo en un monoambiente no era lo más recomendable".
"Empecé con dolor de cuerpo y de garganta, temperatura, congestión. Tengo presión alta por la cuestión emocional de no ver a mis hijos, uno de ellos bebé. El patrón ni siquiera me llamó para ofrecerme ayuda, solo se comunicó para que haga el aislamiento en el hogar porque no tenía personal. Es increíble. Todos están contagiados, quedaron siete abuelos en el geriátrico de los cuales uno ya dio positivo y los demás están con síntomas".

Resaltó la trabajadora, en otro segmento de la entrevista radial.

Por último, amplió su acusación contra los dueños: 

"Hasta que no ven a los abuelitos en muy mal estado no llaman para que les hagan los testeos. Esto no tiene perdón, no voy a seguir siendo empleada de este lugar. Estoy aislada en un centro del Hospital Municipal (Conosur de calle Caronti), donde deberé permanecer una semana más. Una de mis compañeras dio positivo y está embarazada, además de otras tantas que esperan el resultado del hisopado. La atención acá es muy buena".


Publicar un comentario