Son gemelos, uno robó e intentó violar a una mujer y ahora la Justicia no sabe a cuál detener

La Justicia de Chubut se encuentra en una insólita encrucijada desde hace más de una semana, después de que una chica denunciara que un hombre le había robado el celular e intentó violarla en plena calle. Se hizo un identikit, detuvieron al sospechoso, pero después descubrieron que tiene un hermano gemelo y que comparten el mismo ADN.

Así lo confirmó a través de su cuenta de Twitter el responsable de comunicaciones del Ministerio Público Fiscal de la ciudad de Puerto Madryn, exponiendo la dificultad a la que se enfrentan ahora los investigadores. "Leonel y Leandro son gemelos idénticos. 

Y comparten ADN. Se busca determinar quién es el autor de un robo e intento de abuso sexual cometido hace diez días", indicaron.

El delito ocurrió el 7 de agosto cerca de las 20 en la esquina de Malaspina y Simón del Alcazaba, frente a la escuela N°192. En ese lugar un hombre interceptó a la víctima, le quitó el teléfono y después intentó abusar sexualmente de ella. Sin embargo, sus intenciones se frustraron por una casualidad.

Un vecino pasó con su auto cerca de ellos y realizó señas de luces al advertir la situación, logrando así que el delincuente escapara sin concretar la violación. 

Tras la denuncia, la joven aportó una descripción detallada que permitió difundir un identikit por redes sociales y horas después detectar al presunto abusador.

En rueda de reconocimiento, la víctima volvió a señalar al hombre. 

"Es ese".

Dijo sin dudar ante la policía. 

"Un hombre de tez morena, de aproximadamente 30 años, delgado, de 1,80 metros de altura".

Informó la Fiscalía. Exactamente las mismas características que también podrían incriminar al hermano del detenido.

Ahora la Justicia busca determinar cuál de los gemelos, Leonel o Leandro, es el autor de los delitos. Por el momento ninguno de ellos declaró y tampoco trascendió si alguno de los dos tenía antecedentes penales. El caso está caratulado como "robo en concurso real con abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa".

Se trata de Sebastián José Luis Wagner, el condenado por la violación y asesinato de Micaela García en Entre Ríos. 

Antes de cometer el femicidio de la adolescente que causó una gran conmoción a nivel nacional, había estado involucrado en otras dos causas por abuso sexual, pero, en un tercer caso, “el Melli” fue absuelto por el beneficio de la duda: a través del ADN no se pudo determinar si el autor había sido él o su hermano gemelo, Maximiliano.

Publicar un comentario