MADARIAGA - EXCLUSIVO: Desquiciada creó perfiles falsos en redes para mandarle una catarata de deliverys a su ex

 


Mariano Ariel Vidal es de Balcarce y vive en Madariaga hace poco tiempo. Jamás se imaginó vivir el calvario que le toca con su ex novia que, desde Buenos Aires, crea sin cesar perfiles con su foto y nombre para molestarlo y atosigarlo.

 

La historia que refleja Central de Noticias Madariaga fue denunciada ante la justicia pero, en sí, o hay delito dentro de este “ciberacoso” por lo que su pareja decidió contar la problemática para advertir a comerciantes locales.

 

Mariano tiene 33 años, se separó hace poco más de un año y medio. Meses después conoció a su actual pareja con quién decidió instalarse en Madariaga.

 

En uno de los encuentros ante la justicia por la cuota alimentaria el facilitó su nueva dirección en Madariaga. Calle 12 Nº2231, entre 3 bis y 5 del barrio San Martín B. Nunca imaginó lo que pasaría después.



En principio en una página de clasificados de Madariaga alguien publicó una foto del frente del lugar en donde vive.  El usuario llevaba el nombre de su actual pareja L.E. y ofrecía no sólo el sitio para vivir a hombres sino que prometía servicios sexuales.

 

No sé, se le saltó la térmica. Nos acosa por redes y publica que me prostituyo. Tuve un desfiladero de tipos y me tuvieron que dar un botón antipánico.

 

L.E. se queja porque cuando quiso hacer su descargo en el grupo de clasificados le borraron su posteo y siguieron dejando el del ofrecimiento colocado por el usuario apócrifo.

 

Técnicamente la atacante los “stalckea” a ambos. Quiere decir que consigue tenerlos de contacto y revisar sus perfiles para obtener información y molestarlos.


Lo del alquiler fue lo primero de una serie de compras. A través de unos 11 perfiles falsos les ha mandado garrafas, vendedores de verdura, lavadados de frente de casas, bolsas de basura y decenas de pedidos a domicilio de comida.

 

Anoche mismo un vendedor de alimentos – muchos de los cuales han proliferado por motivo de la cuarentena- viajó en bicicleta con la cena desde la zona del cementerio para dejar la compra en Calle 12 Nº2231. Por lástima y el recorrido realizado Mariano y L.E. decidieron comprársela.

 

Fuimos a la fiscalía pero es un acoso que no encuadra dentro de la tipología criminal. No hay carta documento que pueda pararla. No sabemos qué hacer y queremos advertir a quienes vendan por internet que no somos nosotros los que compramos.

 

L.E. pidió a mucha atención a los comerciantes. Y, al cerrar la nota con Central de Noticias, sostuvo: “Me da pena, esa chica está sola y nadie la ayuda”.

Publicar un comentario