La ANSES cambió los requisitos para acceder al pago de los $10.000 del IFE


El Gobierno nacional anunció modificaciones en las condiciones para acceder al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para “poder fortalecer la llegada a los sectores más vulnerables". El pago de los $10.000 se implementó desde abril a través de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) y hasta ahora, que comenzó a abonarse la tercera edición, accedieron unas 8,9 millones de personas a cada pago.

 

Según se conoció a través de Boletín Oficial, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social introdujo varias modificaciones a las condiciones originales. Uno de los aspectos que se destaca en el texto es que los reclusos no podrán acceder al beneficio. Según explicaron, hubo casos de personas privadas de la libertad que intentaron mediante un familiar o los propios abogados, cobrar el bono.

 

En esa línea, la resolución especifica que "las personas privadas de la libertad, bajo cualquier modalidad, no están alcanzadas por no reunir la calidad de destinatarios establecida en su artículo 2° (del texto original)".

 

Otro de los cambios introducidos se refiere a los menores de 25 años. En este caso, "cuando el domicilio de residencia registrado en la ANSES sea igual al domicilio de sus padres registrado en dicho organismo, el grupo familiar se considerará compuesto por el o la solicitante y sus padres a los efectos de los requisitos y demás condicionalidades establecidas en el presente", puntualiza la disposición.

 

Desde que se implementó el bono de $10.000, el Gobierno aclaró que el ente previsional podía solicitar a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) datos de los postulantes para avalar cada una de las solicitudes. Sin embargo, ahora se determinó que ese entrecruzamiento se hará en todos los casos. "La Administración Nacional de la Seguridad Social requerirá a la AFIP la realización de la evaluación socioeconómica y patrimonial a fin de determinar la pertinencia de cada solicitud", se destaca en la resolución.

 

El IFE está destinado a trabajadores informales, monotributistas de las categorías A y B, empleadas domésticas y otros sectores afectados por la crisis económica que desató el coronavirus en Argentina. Durante esta semana y la próxima lo cobrarán 2,4 millones de personas, que también cobran una Asignación Universal por Hijo o Embarazo.

 

En este contexto es importante remarcar que los requisitos para acceder al IFE son:

 

·         Ser ciudadano/a argentino/a nativo/a, por opción o naturalizado/a, residente en el país, o extranjero/a con residencia legal en la República Argentina no inferior a dos años anteriores a la solicitud

 

·         Tener entre 18 y 65 años de edad.

 

·         No percibir el o la solicitante o algún miembro de su grupo familiar ingresos por trabajo en relación de dependencia registrado en el sector público o privado (a excepción del realizado en el marco del Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares); trabajo por cuenta propia como Monotributistas de categoría C o superiores y régimen de autónomos; prestación por desempleo; jubilaciones, pensiones o retiros de carácter contributivo o no contributivo; planes sociales, salario social complementario, exceptuando a quienes perciban una Asignación Universal por Hijo y por Embarazo.


Publicar un comentario