INSÓLITO: Le agradeció a ladrón que no matara a su hermana

"Esperé un día para digerir el hecho que vivimos. Y ser muy cauto y consecuente con lo que expreso. No me queda otra que agradecerte por sólo robar y no llevarte la vida de mi hermana. Hoy puedo abrazarla, visitarla, reír y llorar con ella".


Escribió horas después Gastón Tocho en su perfil de Facebook.


Se trata de un comerciante de La Plata que le "agradeció" en una carta a un ladrón por no matar a su hermana. 

Un joven ingresó al local de ropa deportiva ubicado sobre la calle 12 en La Plata el martes pasado cuando una de sus dueñas, Soledad, estaba por cerrar. 


Preguntó por "una remera de adulto", pero en realidad no venía a comprar; minutos después la amenazó con un arma y escapó con toda la recaudación.

Todavía conmocionado por el robo armado en pleno centro de la ciudad, el hombre "agradeció" en su posteo: 


"Ella puede ver a su familia y sobrinos por más que anoche sufrió el típico trauma. Hoy se despertó y pudo desayunar. Cuántas personas no tienen este final feliz, cuántas personas se despiertan con un familiar hecho pancarta".


En diálogo con la prensa Gastón explicó que pensar que el audio en el que su hermana le contaba que la habían asaltado podría haber sido el último que escuchara de ella, fue lo que lo motivó a escribirle al ladrón.

"El final feliz para nosotros fue que mi hermana está bien".

Enfatizó de nuevo.


Señaló que, pese al dramático momento que vivió, Soledad apenas recuerda que el sujeto llevaba puesto un barbijo y una campera de cuero. 

"Estaba muy nervioso, la hizo tirar al piso y se dio a la fuga".

Relató. 

Finalmente, no fue mucho el dinero que se pudo llevar, porque las ventas, explicó el muchacho, bajaron por la pandemia.

Incluso contó que en el apuro por salir del negocio el ladrón casi se lleva el Posnet creyendo que era un celular. Si bien este no fue el primer robo del cual son víctimas los Tocho, Gastón se mostró preocupado y destacó: 

"Nunca nos habían robado con la violencia de un arma de fuego".

Según comentó, el local no tiene cámaras de seguridad, por lo que el sospechoso aún no fue identificado.

Los investigadores trabajan sobre las cámaras de seguridad tanto del municipio como privadas en la búsqueda de identificar al delincuente. También en la búsqueda de testigos que hayan visto o escuchado algo. 

Los robos para los comerciantes son un doble problema en época de pandemia, en que tanto les cuesta vender, y lo poco recaudado se lo pueden llevar en unos pocos minutos los delincuentes.

Tampoco pueden invertir más dinero en seguridad, que por otra parte nunca alcanza en los momentos de vulnerabilidad, sobre todo cuando se abre o cierra el comercio. 

En este caso es tanto el miedo de que este robo que le hubiera quitado a su hermana, que este comerciante decidió escribir en las redes el agradecimiento al ladrón por no haberle hecho daño a esta. Tras el susto, la chica se encuentra bien.


Publicar un comentario