MADARIAGA: Instalaron climatizadores de aire luego de la polémica por la calefacción de los abuelos

El domingo por la noche Camuzzi Gas se comunicó con autoridades municipales para informarles que haría una recorrida por el salón del Centro de Jubilados Roque Zotta para verificar el sistema de calefacción que se estaba usando en el lugar dado que hasta allí trasladaron a los abuelos del hogar La Sagrada Familia.

Esto se hizo efectivo cerca de la medianoche y lo funcionarios ya sabían que la inspección era por las pantallas porque habían sido advertidos. Por eso, de manera urgente algunos funcionarios adquirieron caloventores para hacer frente al frío.

Camuzzi pidió cambios para evitar el corte del servicio y que las pantallas sean apagadas por una cuestión de seguridad. Ya sobre el lunes, fueron anuladas y se colocaron tres equipos de calor de 6.000 frigorías para suplir la fuente de calor.

Desde el municipio sostienen que están permitidas y que no habían reparado en que ese detalle sería problemático en medio de toda la restructuración que se realizó del sitio.

El Enargas, en su legislación del año pasado (2019) expresa en el Reglamento Técnico para la ejecución de instalaciones que efectivamente las pantallas están bien colocadas en ese sitio. Superan el volumen del recinto mínimo requerido que es de 30 metros cuadrados, están emplazados por encima de los metros de altura y, en caso de un aula escolar el ambiente debe ser superior a los 60 metros cuadrados. Sin embargo, nada dice de un recinto en donde haya personas conviviendo o durmiendo.

Publicar un comentario