Comienza en Mar del Plata un peritaje clave por el asesinato de Fernando Báez Sosa

Desde hoy la Policía Federal Argentina buscará determinar cuál de las zapatillas secuestradas en la casa que los rugbiers alquilaban en Villa Gesell fue la que dejó una marca en la cara del joven asesinado al momento de ser atacado en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell.

Se llama pericia Scopométrica y, si bien ya la fiscalía cuenta con un informe preliminar realizado por la policía de Tierra del Fuego, esos datos deben ser avalados por otros peritos.

Mediante fotos tomadas a la víctima en medio de la operación de autopsia se encontraron marcas de una huella. A cada suela de zapatilla también se le tomaron fotos y ahora hay que hacer un entrecruzamiento específico de imágenes para llegar a un resultado certero.

Estas pericias habían sido solicitadas por la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Villa Gesell, quien lleva adelante la causa en la que tiene detenidos a los rugbiers Máximo Thomsen, de 20 años, Ciro Pertosi, de 19, Luciano Pertossi, de 18, Lucas Pertossi, de 21, Enzo Comelli, de 20, Matías Benicell, de 20, Blas Cinalli, de 18 y Ayrton Viollaz, de 20.

Estos ocho jóvenes están imputados como coautores del delito de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” de Báez Sosa, cometido frente al boliche Le Brique de Villa Gesell. Además, están imputados en calidad de “participe necesario” Juan Pedro Guarino, de 19 años, y Alejo Milanesi, también de 19, quienes fueron excarcelados.

El abogado de los detenidos, Hugo Tomei, presentó en las últimas horas un escrito para pedir que el peritaje de mañana se suspendiera, por su presunta imposibilidad de viajar desde Zárate hasta Mar del Plata, debido a las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El planteo fue rechazado por el juez de Garantías de Villa Gesell, que interviene en la causa, David Mancinelli.

Publicar un comentario