CAÑUELAS: Los detalles de la autopsia del chico de 16 años complican al productor que lo embistió

El informe señala que, tras ser embestido por la camioneta, el joven murió por una abundante pérdida de sangre provocada por el daño en los órganos internos.

“Traumatismo cerrado de tórax y abdomen” y “shock hipovolémico” (abundante y brusca pérdida de sangre). Esa fue la causa principal de la muerte de Axel Campo, el joven que fue chocado por una camioneta Dodge RAM 4x4 conducida por el productor agropecuario Rodolfo Sánchez en la mañana del 24 de mayo.

El cuerpo presentaba además un traumatismo de cráneo, con fracturas en la zona frontal y parietal izquierda; y una luxación del fémur izquierdo.

Según detalles de la autopsia las esiones fueron generadas por una “caída e impacto de alta cinética sobre una superficie dura”. Dicho en otras palabras, Alex fue chocado a alta velocidad y la superficie dura (la camioneta) le provocó lesiones mortales.

La hipótesis que barajan los investigadores es que los daños orgánicos fueron causados por el impacto directo de la camioneta sobre el lado izquierdo del chico (posiblemente mientras corría para escapar del paso de la RAM) y no por el golpe de su cuerpo contra el suelo, ya que, por tratarse de tierra con pasto abundante, la caída fue amortiguada.
La autopsia no describe aplastamiento del cuerpo, es decir que en ningún momento fue pisado por las ruedas de la camioneta ni arrollado por la parte inferior del vehículo, sino chocado y despedido hacia un costado.

Toda esta descripción indicaría que la camioneta circulaba a elevada velocidad, seguramente por encima de los 60/70 kilómetros y no a “20 ó 30” como dijo Sánchez en su declaración testimonial ante la fiscal Norma Pippo.

En sus conclusiones la autopsia señala que “el impacto de alta cinética” provocó una serie de cuatro daños principales en el cuerpo de la víctima:

a) Traumatismo cerrado de tórax, rotura del pericardio (membrana que recubre al corazón) y hemotórax masivo del lado izquierdo con abundante contenido de sangre.

b) Traumatismo cerrado del abdomen con desgarro del hígado (que se seccionó en dos partes provocando gran pérdida de sangre) y laceración de los riñones.

c) Traumatismo encefalocraneano grave. Se halló una fractura importante de casi 10 centímetros en el parietal izquierdo; y otra fractura de menor tamaña en la zona frontal izquierda, con hematoma interno.

d) Luxación de la cadera izquierda y rotación de la pierna.

También se describen politraumatismos, excoriaciones y cortes varios en rostro, muslos, tendones, espalda y axilas.

El informe -realizado por los Dres. Natalia Iriarte y Ricardo Lazarte, de la Superintendencia de Policía Científica de la Provincia de Buenos Aires- se llevó a cabo el 25 de mayo en la morgue policial “Roberto Ciafardo”.

En los datos preliminares se consigna que Alex Juan Carlos Campo, de 15 años (no 16 como se ha venido informando erróneamente) tenía una estatura de 1,70 y unos 67 kilos.

No es función de los forenses determinar la velocidad a la que circulaba Sánchez. Por eso, para completar el panorama de lo ocurrido, la Fiscalía 2 aguarda el resultado de la pericia accidentológica que permitirá establecer con mayor precisión la velocidad probable y trayectoria de la camioneta, si hubo o no frenada, entre otros detalles sobre la mecánica del impacto.

Publicar un comentario