Salió a volar en parapente en pleno aislamiento obligatorio: "No me acordé de que estábamos en cuarentena"

Se trata de Carlos Alberto Messina, quien admitió el error de haber volado en un parapente. "Era un día propicio para salir a volar", señaló desde Sierra de la Ventana.
 Se convirtió, de un momento a otro, en una de las personas más mencionadas por la opinión pública a nivel nacional a raíz de su detención por haber violado la cuarentena, en Sierra de la Ventana, volando en un parapente.

"Como en otras oportunidades, cuando el clima lo permite y el viento es el adecuado, aproveché la posibilidad de salir a volar, en un lugar de ensueño para quienes practicamos este deporte", destacó Messina.

Y aclaró en su charla con un medio local: "No advertí el paso de las horas, desconozco si existe un momento del día para llevar adelante este tipo de actividad. Antes de la cuarentena, cuando tuve oportunidad de hacerlo, lo hacía".

"Cuando bajé estaba la Policía. Es lamentable que se abra una causa, pero entiendo que hicieron lo que corresponde. El que no advirtió la cuarentena fui yo, ni siquiera lo pensé. Había programado lo que tenía para hacer de mi trabajo y, como esto es en el medio del campo, las condiciones se alinearon para volar", mencionó, en un rapto de sinceridad.
En este mismo sentido, explicó la locación en la cual realizó la aventura aérea: "Esto es en la zona de Parque Ventania, que está a unas 20 cuadras del centro de Sierra, pero aún zona rural. Un lugar muy lindo. Hice un giro de 360 grados, tomando como referencia el centro de la ciudad, hasta aterrizar. Me elevé a 500 metros de altura y volé por espacio de 20 minutos".

"Sanitariamente no tenía posibilidades de contagiar a nadie. Los efectivos policiales me dijeron que no podía salir de mi casa y es ahí cuando caí en la cuenta de lo que había hecho. Esta es una zona bastante ventosa y no es común hacer un vuelo tranquilo", manifestó Messina.

Posteriormente, continuó con la cronología de lo sucedido: "Cuando bajé, el patrullero estaba a diez metros de la alambrada y les dije en tono de chiste 'no me diga que me vas a cobrar una multa por exceso de velocidad'. Y nos reímos. Luego me acerqué por mis propios medios a la comisaría para ser notificado".

"No es justo que algunos puedan salir y otros no. Si la Policía a la distancia me filmó con el teléfono me divisó porque no estuve sobrevolando el pueblo, entiendo que, si ellos hacen cumplir las disposiciones, no estaría bueno que solo en mi caso actúen", aseveró, recalcando que los uniformados fueron muy amables.

El jubilado de 68 años recalcó que "todos los días vendrá un agente a controlar que no salga de mi casa, al menos hasta que se termine la cuarentena".





Publicar un comentario