MACABRO: Los vecinos la grabaron cuando le daba una paliza a su mamá y esa fue la prueba clave para detenerla: “El audio es aterrador”

"El audio es aterrador. Se escuchan los gritos, los golpes y las súplicas de la madre. Incluso la víctima le decía a su hija cada cosa que ella quería escuchar, y aún, así le seguía pegando".

Ese audio del que habla de uno de los investigadores del crimen de Nora Blanca Rodríguez (81) lo grabaron los vecinos y se convirtió en una de las pruebas clave contra la presunta asesina, que está detenida.
Se trata de Gilda Analía Pérez (49), hija de la víctima.

Los vecinos relataron a la Policía que los maltratos de la sospechosa hacia su madre eran frecuentes pero que nunca se avanzó con ninguna causa porque la propia Nora no impulsaba las denuncias contra su hija.
El homicidio se descubrió el sábado por la tarde, en la localidad bonaerense de Villa Diamante, partido de Lanús, luego de que un llamado al 911 alertara que en un PH de Coronel Molinedo 2236 había una mujer mayor muerta.

Cuando la Policía llegó al lugar de la denuncia, se encontraron con la sospechosa en la puerta de la propiedad. En el interior del departamento 5 estaba el cuerpo de Nora, desnudo y tirado boca arriba al costado de la cama. La habían matado a golpes.
Luego, según determinó el informe preliminar de la autopsia, se supo que la anciana presentaba múltiples contusiones y traumatismos en todo el cuerpo, especialmente en la cabeza, donde se determinó que tenía una fractura de cráneo.

Tras el hallazgo del cuerpo, la Policía detuvo a la hija de la víctima. Según las fuentes, la acusada tiene problemas de adicción a las drogas y ahora intentan determinar si una tercera persona iba a ayudar a la imputada a descartar el cuerpo de su madre.

"Creemos que estaba a punto de fugarse o esperando a alguien que la viniera a ayudar para descartar el cadáver. Lo sabremos cuando podamos acceder a las llamadas y mensajes de su celular", contó el investigador que accedió al audio que aportaron los vecinos.

El caso es investigado por la fiscal Mariela Bonafine, de la UFI N°4 Especializada en Violencia Familiar y de Género de Lanús, quien dispuso que la sospechosa quede detenida, acusada del delito de "homicidio agravado por el vínculo", con pena de prisión perpetua.

Según los primeros datos forenses, Rodríguez fue asesinada a golpes varias horas antes del hallazgo, durante la madrugada del sábado. Es más, fue en ese momento que uno de los vecinos grabó con su celular el audio de la golpiza y esa prueba ya está en manos de la fiscal. Según las fuentes, “es aterrador”.
El patrullero que se fue:

En el marco de este crimen, la Justicia también investiga por qué un móvil policial que se acercó a la casa durante el momento de la golpiza y se retiró del domicilio sin intervenir.

Ocurrió la misma madrugada de la golpiza, cuando uno de los vecinos llamó al 911 y un patrullero se acercó al domicilio, pero no llegó a realizar ninguna actuación.
"Aparentemente cuando el personal policial llegó, se topó en la puerta con un vecino que llegaba al PH y les dijo que allí no pasaba nada, porque ignoraba que otro vecino había llamado por la golpiza", explicó uno de los informantes.

"En la casa no secuestramos estupefacientes. No descartamos que la abstinencia haya sido un factor en este homicidio", especuló las fuentes consultada y cerró: "En tiempos de cuarentena como éste, los adictos tienen dificultades para conseguir la droga y eso genera crisis y desbordes en el seno intrafamiliar".


Publicar un comentario