La persecución a una médica por el Coronavirus ya llegó a la Justicia

El mensaje de algún vecino del edificio de la calle Amenábar al 1500, en Belgrano, intimando a una médica a no circular tanto por el edificio ya llegó a los tribunales. Este jueves se radicó una denuncia penal por discriminación pero que abre la puerta a que se investigue también si pudo haber existido intimidación u otra figura del Código Penal.
 La presentación fue hecha por el abogado Vadim Mischanchuk, de la Asociación de Médicos Municipales, ante la Justicia de la Ciudad. Quedó radicada en la Unidad Fiscal Norte. El abogado Mischanchuk explicó que “la denuncia tiene como objetivo que se investigue la conducta del individuo o individuos que habrían colocado ese cartel que no solamente discrimina a un trabajador de la salud, sino que además genera pánico en un momento muy especial de la sociedad”.

El abogado añadió: “En estos momentos, generar una caza de brujas a partir de información falsa y totalmente ignorante de lo que es circular por un edificio va en contra de la sociedad”.
“Vengo a radicar formal denuncia penal para que se investigue la comisión del delito de discriminación (entre otros) contra el o los propietarios del consorcio de la calle Amenábar 1656 de la CABA, en perjuicio del personal de salud que vive en dicho edificio”, dice el escrito presentado este jueves.

En sus fundamentos ante la Justicia, se explica que ayer, miércoles, en ese edificio “alguna persona o personas a determinar han colocado un cartel con una leyenda cuanto menos discriminatoria contra el o los profesionales de la salud que allí habitan. Como se podrá ver en dicho cartel (que oportunamente se aportará al expediente) no solamente se trata de manera discriminatoria al personal de salud sino que además se lo amenaza con iniciar acciones legales en su contra de manera completamente arbitraria e intimidatoria”.

“Esta actitud estaría penalizada en las normas que protegen a todos los individuos contra la discriminación y además en estos momentos podría configurar otros delitos toda vez que este tipo de actitud (que denota ignorancia y falta de solidaridad) en momentos de emergencia sanitaria en el transcurso de una pandemia, generan pánico en la población en general”, se sostiene.

Frente a eso, el abogado pidió que se lo convoque a ratificar la denuncia y aportar los elementos de prueba, y que se “tomen las medidas necesarias para el cese inmediato de la discriminación cometida en dicho consorcio”.

La persona a la que fue dirigida la carta es una joven que optó por no dar su identidad ni hablar con los medios de prensa. Cursa su último año de residencia médica en el Hospital Bernardo Houssay de Vicente López y había decidido mudarse al edificio del barrio de Belgrano para salvaguardar la salud de sus dos padres, muy mayores de edad, con los que convivía y quienes pertenecen a la franja de población de riesgo.

La médica se había mudado el martes pasado al departamento 16 del tercer piso gracias a la dueña del departamento, una instrumentadora quirúrgica. Al día siguiente, cuando regresó de su turno de guardia en el hospital de Vicente López, se encontró con la carta en el suelo de su departamento. Se la habían tirado por debajo de la puerta.

El caso ahora quedó judicializado. El abogado Mischanchuk explicó a Infobae que “varios afiliados nos llamaron a la asociación de médicos para contar esta situación". “Lo hablo con el presidente, Jorge Gilardi, y me dijo que investigara qué había pasado. Y al hacer las primeras averiguaciones resulta que era verdad: se había colocado ese cartel en un lugar público del edificio. No solo queremos que termine el acto de discriminación, sino que se investiguen otros delitos”.

“No es solo para defender a uno de nuestros médicos. Es para demostrar a la sociedad que esta no es la manera de manejarse en una pandemia. No es la mayoría de la gente, porque la mayoría nos apoya y nos felicita, pero con que haya una persona en un barrio que genere este temor infundado, genera pánico y descontrol”, advirtió.