CRISIS CARCELARIA: Corte de luz y fuga de presos en una comisaría de Lomas de Zamora

La crisis carcelaria, agravada por la pandemia de coronavirus y los motines registrados en distintos penales del país, sumó un nuevo capítulo en las últimas horas, con la fuga de ocho presos de la comisaría 4ta. de Lomas de Zamora, en la localidad de Llavallol.

 El hecho ocurrió alrededor de las 22 del domingo en la seccional ubicada en Euskal Echea al 200, donde había alojados 27 detenidos.

Uno de ellos, identificado como Cristian Migueles, quien estaba alojado hacía varios meses allí por el delito de robo agravado, comenzó a planificar la fuga hace una semana, de acuerdo a los testimonios de los otros presos que compartían la celda con él.
 Utilizando trozos de sierras y puntas de acero que luego fueron halladas bajo los colchones de la celda y en el baño de la comisaría, Migueles logró salir hacia el pasillo y cortó la electricidad del lugar al deshabilitar las llaves térmicas.

En ese momento, dos mujeres policías que se encontraban de guardia se dirigieron hacia la zona de los calabozos, donde fueron atacadas a golpes por los presos.
 Mientras eso sucedía, el comisario y el subcomisario de la seccional subieron al techo del edificio para constatar si el corte de electricidad se había producido por algún desperfecto en esa área, momento que los presos aprovecharon para huir por la puerta principal.

Tras el escape, agentes de otras comisarías de Lomas de Zamora en conjunto con personal del Comando de Patrullas realizaron un operativo cerrojo y durante la madrugada lograron recapturar a tres de los presos, mientras que los otro cinco aún son buscados intensamente por la zona, precisaron las fuentes.

Interviene en la investigación del hecho la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Lomas de Zamora, a cargo de Carla Irene Furingo, quien caratuló la causa como "evasión" y tomó declaración a las oficiales, al comisario y al subcomisario.


Publicar un comentario