CIBERDELITOS Y CUENTOS DEL TÍO: Falsos llamados de Anses, mails truchos de Netflix y “sextorsión”, las estafas virtuales durante la cuarentena

El método es viejo, pero se adapta a las circunstancias. Lo que cambia es el verso: ahora usan como excusa el bono de los 10 mil pesos de Anses, una falsa campaña de recolección de fondos por el coronavirus, la falta de pago de un servicio de streaming o incluso una “sextorsión”. Todo forma parte del abanico de estafas virtuales que se dispararon en la cuarentena obligatoria.

La situación viene en crecimiento desde fin de año, cuando hubo un pico de casos de "cuentos del tío" por la crisis económica, y preocupa a las autoridades y a los bancos. Fuentes del sector privado dijeron a Clarín que las denuncias vinculadas a robos de datos de tarjetas de crédito, homebanking y cajeros se duplicaron durante la cuarentena y estiman que en el país se concretan 80 estafas de este tipo por día.
Los engaños se dan por teléfono, Whatsapp, email y hasta perfiles truchos de Facebook e Instagram. Y llegan hasta los cajeros automáticos.

Uno de los testimonios a los que accedió Clarín ocurrió en Córdoba. Dos mujeres se le acercaron a un hombre que había ido al cajero. Le pidieron “ayuda para cobrar los 10 mil pesos de Anses”. La víctima accedió y le dieron un celular con una llamada en curso. Del otro lado había un falso empleado del organismo que lo convenció para que le brindara los datos de su homebanking.

"Te llenan de información, te confunden y te marean", dijo una fuente bancaria. El caso terminó con el robo de más de 500 mil pesos de la cuenta de la víctima, a través de dos transferencias a dos "cuentas mula", es decir, creadas con identidades robadas.
Ante esta situación, algunos de los principales bancos del país como Santander o Macro, expresaron su preocupación en comunicados y brindaron consejos a sus clientes. El principal: no compartir datos personales ni claves por teléfono, mail ni redes sociales.

Rubén (49, de San Martín) fue y es víctima de una serie de estafas que parecen no terminar nunca. Aunque no sabe con certeza cómo empezó todo, recuerda que hace un año y medio recibió un llamado en el que le decían ser de un banco y que necesitaban actualizar sus datos.
En algunos casos los estafadores se hacen pasar por empleados de Anses y le roban los datos bancarios a las víctimas.

En algunos casos los estafadores se hacen pasar por empleados de Anses y le roban los datos bancarios a las víctimas.

La táctica que usaron es bastante común en estos casos: brindar algunos datos correctos pero incompletos, simulando un chequeo, para ganarse la confianza de la víctima. "Me decían los primeros números de mi DNI para que yo completara los últimos tres", recuerda. Así, llegan a obtener hasta los números de las tarjetas de crédito.

Rubén también recibió un correo de una página de compra y venta online en el que pedían que actualizara sus datos. Y lo completó.

El hombre no tardó en darse cuenta que estaba siendo víctima de un fraude. "Al principio me empezaron a llegar gastos que yo no hacía de cosas que no había comprado por 1.000 pesos. Yo llamaba a la tarjeta, desconocía los consumos y me terminaban dando la razón y devolviendo la plata", contó.
La situación se tornó más compleja cuando un día le llegó un mail que decía que le había transferido 20 mil pesos a su hijo. "Le pregunté si había sido él y me dijo que no. Cuando revisamos, descubrimos que la cuenta tenía su nombre, pero no era la suya", dijo. En el banco, le dijeron que estaban siendo víctimas de una estafa.

Lo peor llegó cuando la víctima recibió un llamado de un sistema de billetera virtual en el que le reclamaban la devolución de un crédito por 60 mil pesos. "Sacaron un préstamo a mi nombre con un usuario distinto al mío", dijo. Hace dos meses, Rubén hizo la denuncia en una fiscalía de San Martín, pero todavía no recibió una respuesta y le siguen reclamando el pago de la deuda.

Por si fuera poco, cuando arrancó la cuarentena empezó a recibir mails extorsivos en inglés en los que le piden dinero a cambio de no difamarlo. "En el asunto pusieron un correo viejo y una contraseña que yo usaba antes. Me piden 1.900 dólares en bitcoins a cambio de no difundir videos míos masturbándome", contó.

La "sextorsión" es una de las modalidades que se disparó con el inicio de la cuarentena. Según datos de la Asociación Argentina de Lucha Contra el Cibercrimen (AALCC), las denuncias por ciberdelitos crecieron un 30% desde fines de marzo. Las víctimas reciben un mail como el que le llegó a Rubén, con un nombre de usuario de alguna red social y una contraseña antigua en el asunto.

En el mensaje, le dicen a la víctima que saben que visitó un sitio porno y que accedieron a su cámara y la grabaron. Entonces le piden dinero a cambio de no compartir las imágenes con todos sus contactos.

A Jimena (32, de Ituzaingó) le pasó. “Cuando me llegó el mail me asusté. La sensación es igual a cuando te llaman a las 3 de la mañana diciendo ‘tenemos a tu hija’”.
En su caso, hace 20 días recibió un mail de Instagram en el que le advertían que habían intentado acceder a su cuenta desde una ubicación sospechosa. “Reporté que no había sido yo y cambié la clave”, dijo Jimena. A la semana, recibió un mail en inglés. En el asunto estaba su cuenta de Instagram y una clave antigua.

“Si usted quiere que no hagamos públicas las imágenes tiene que pagar 2000 dólares en bitcoins. Tenés 24 horas, no me hagas perder el tiempo que lo vamos a difundir entre tus contactos”, la amenazaban en inglés.

A los cuatro días, Jimena recibió otro mail similar, pero de otro remitente. "Te volvés loco, porque no sabés quién está del otro lado. Si es alguien que te conoce y te quiere hacer un daño. Tenés que reconstruir para atrás un montón de movimientos, todo lo que hiciste hasta que te das cuenta que es mentira", dijo. Este jueves recibió otro más

El phishing es otra modalidad que nunca pasa de moda. Ahora, la trampa consiste en el envío de mails apócrifos de servicios por suscripción, como Netflix, para pedir un cambio de contraseña o un pago. El mensaje informa de un supuesta suspensión de la cuenta y contiene un link que conduce a un sitio ficticio. Allí roban los datos de las víctimas.

En su página web, Netflix aclara que no solicita datos de cuentas bancarias, tarjetas o el cambio de contraseña por correo o mensaje de texto.

-No brindar datos personales, ni bancarios (usuarios, contraseñas, PIN, CBU) que te sean solicitados por teléfono, por email, SMS, WhatsApp, Facebook, Telegram, Instagram, cualquier red social y/o sitios web dudosos.

-No aceptar ningún beneficio en el que te soliciten ir a un cajero automático o revelar tus datos bancarios.

-No realizar operaciones en cajeros automáticos si estás siendo guiado telefónica o presencialmente por desconocidos.

-No generar transferencias bancarias a desconocidos luego de recibir llamadas sospechosas.

-Ante un ofrecimiento telefónico o virtual de premios, préstamos, beneficios del Gobierno Nacional o solicitud de donaciones por coronavirus, no proporcionar datos de tus cuentas bancarias, tarjetas de crédito o débito, ni aplicaciones bancarias.

-Ni Anses, Pami, Afip, dependencias provinciales ni bancos solicitan información por teléfono, email o redes sociales.

-No proporcionar nombres de usuario y contraseña si uno no pidió revalidar la clave de una red social o servicio de streaming.

-Para pagar un servicio o hacer una donación, operar a través de las webs oficiales y no por links proporcionados por correo.

Dónde acudir:

En caso de ser víctima de un ciberdelito o estafa virtual, hay distintos lugares en los que se puede realizar una denuncia.

-Para estafas relacionadas a beneficios de Anses, el organismo dispone de la línea gratuita 130 o el correo electrónico: denuncias@anses.gob.ar

-Para denunciar estafas virtuales o casos de "cuentos del tío" se puede acudir a la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja (UFECRI) del Ministerio Público Fiscal de la Nación. Teléfono: (11) 5171-5690 / 5699; o al mail ufecri@mpf.gov.ar

Para denunciar ciberdelitos en todo el país:

-Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI). Teléfono: (+54 11) 5071-0040. Email: denunciasufeci@mpf.gov.ar

-División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina. Teléfono 4800-1120/4370-5899. Email: delitostecnologicos@policiafederal.gov.ar


Publicar un comentario