CORONAVIRUS: Murió otra mujer en Chaco y suman 8 las víctimas fatales

El primer caso fue el de una mujer de 81 años que estaba internada en el Sanatorio Otamendi de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y había mantenido contacto estrecho con otro enfermo de 82 años, que había regresado recientemente de los Estados Unidos y se encuentra aislado en el Sanatorio Agote.
En este marco, las autoridades sanitarias de la Ciudad informaron que al día de hoy se registran 174 casos positivos de coronavirus (135 residentes y 39 no residentes). Y que de ese total, 119 están hospitalizados.

El Ministerio de Salud de la Nación clasifica los enfermos de acuerdo a la residencia registrada en el Registro Nacional de las Personas, de ahí que surgen diferencias con los datos que suministran los gobiernos provinciales.

El segundo caso se registró en la provincia de Chaco. Se trata de una mujer de 73 años con antecedentes de obesidad.

De acuerdo a los últimos datos oficiales, en la Argentina, hay 387 personas que contrajeron la enfermedad, de las cuales fallecieron 8.

Si bien la mayoría de los casos tienen algún antecedente de viaje, las autoridades informaron que comenzó a observarse un crecimiento en la circulación comunitaria del virus chino.

El subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, informó que 63 de las 387 personas que contrajeron coronavirus en la Argentina ya se recuperaron y recibieron el alta médica. El dato formó parte del reporte matutino Nº 21 del Ministerio de Salud sobre el avance de la pandemia del virus chino en el país.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, precisó además nuevas estadísticas sobre los pacientes que contrajeron la enfermedad en la Argentina.

- La edad media de los infectados en la Argentina es de 44 años

- El 40,9% son mujeres y el 59,1% son hombres

- El 2% de los casos registrados corresponde a menores de 14 años (7 casos)

- El 80% a casos corresponde a personas de entre 15 y 59 años (305)

- El 18% corresponde a casos de mayores de 60 (71)

“Cuando nos preguntamos por qué todos se tienen que quedar en su casa, es porque los que más se infectan son los jóvenes y son los que les pueden transmitir esa infección a quienes tienen más riesgo de fallecer y morir, que son los mayores de 60 años”, puntualizó Vizzotti.