CORONAVIRUS: Confirmaron la cuarta muerte en la Argentina

La cuarta muerte por coronavirus en la Argentina se produjo este sábado por la mañana de acuerdo al comunicado emitido por la Clínica Güemes, de Luján, provincia de Buenos Aires, donde estaba internada.

“La paciente de 67 años internada en UTI [Unidad de Terapia Intensiva], coronavirus positivo, falleció por falla multiorgánica a las 6.30 hs”, señala el parte de establecimiento de salud.

Según trascendió, se trataría de una mujer que ingresó ya con síntomas severos y que recibió asistencia respiratoria mecánica.

En la misma clínica se encuentra internado un segundo paciente, cuya evolución, dice el comunicado, es “buena”, y se está a la espera del resultado de nuevos análisis. Sería un joven de 21 años y se cree que sería dado de alta pronto para continuar la recuperación en su domicilio.

“El cuerpo (de la paciente fallecida) fue manejado atendiendo estrictas normas de bioseguridad negus el protocolo”, asegura el parte de la Clínica.

La mujer de 67 años se suma así a la lista de cuatro personas que murieron hasta ahora por el virus. El miércoles pasado por la noche se había confirmado el tercer fallecido. Se trata de un hombre de 64 años que se encontraba internado en el Instituto Argentino del Diagnóstico, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El hombre tenía patologías previas a contraer el virus: era diabético e hipertenso.

El segundo caso se registró en una clínica privada de Resistencia, Chaco. Fue un hombre de 61 años identificado como César Cotichelli, quien murió el viernes 13 de marzo alrededor de las 13:30 en el sanatorio Femechaco de la capital provincial. Había viajado a Egipto, Turquía y Alemania, dijo la directora de Epidemiología del Chaco, María Elisa Flores Barrios.

La primera víctima fatal dentro del país se había registrado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el pasado 7 de marzo. Fue un hombre que había viajado a Francia y estaba internado en el Hospital Argerich. Tenía 64 años. Además, otro argentino murió en Madrid: se trata del saxofonista Marcelo Peralta, quien residía en España desde 1996. Tenía 59 años y el jueves de la semana pasada, día de su cumpleaños, había quedado internado.