MISIONES: La ex Miss Argentina que atropelló y mató, a un paso de una nueva condena: Viajó al exterior en forma clandestina porque la Justicia se lo impedía

Se trata de Rocío Santa Cruz, que fue condenada por arrollar con su automóvil a un inspector municipal cuando retornaba a su casa conduciendo alcoholizada, enfrentará un nuevo juicio, esta vez por haber viajado al exterior en forma clandestina porque la Justicia se lo había prohibido. Para el juez de Instrucción Ricardo Balor, está probado que la ex modelo incurrió en el delito de desobediencia judicial y dio por cerrada por investigación que se había disparado en diciembre de 2018.
La joven, estuvo presa durante 155 días por haber violado una de las condiciones que le fijó la Justicia Correccional y de Menores para otorgarle la libertad luego de la condena por el accidente. El juez César Jiménez la había sentenciado a cumplir cuatro años de prisión efectiva, pero dejó supeditado el cumplimiento a que el Superior Tribunal de Justicia confirmara el fallo.

Apenas un mes después de escuchar el veredicto judicial que incluía también la prohibición de conducir vehículos durante diez años, Rocío Santa Cruz, utilizó un paso clandestino de Formosa para cruzar a Paraguay. La joven, que es funcionaria de la AFIP, viajó junto a su pareja a Asunción, donde abordaron un vuelo hacia Lima, Perú.

Dos secretarios judiciales abordaron el mismo vuelo y la reconocieron inmediatamente. La ex modelo buscó ocultar su rostro con su larga cabellera, pero no lo consiguió. Apenas pisó Lima, la pareja abordó otro vuelo de regreso y al día siguiente, en horas de la tarde, se presentaron ante la Justicia de Posadas negando el viaje al exterior. Al retornar, Santa Cruz volvió a burlar los controles migratorios, en un intento por no dejar evidencias.
Informes de la empresa aérea y Migraciones de Paraguay confirmaron que la condenada había estado en la estación aérea de Asunción y abordó el vuelo rumbo a Perú. Como si fuera poco, se comprobó que su teléfono celular se activó en ambas capitales.

Apenas finalizó la feria judicial del año pasado, el juez Jiménez decidió revocar la excarcelación y Rocío Santa Cruz estuvo detenida 155 días en una Alcaidía para Mujeres. Una jueza Civil y Comercial hizo lugar a un recurso de Habeas Corpus que presentó su pareja y la dejó en libertad. Esa misma presentación había sido rechazada anteriormente por tres jueces.
Los problemas legales para Santa Cruz comenzaron en la madrugada del 31 de enero de 2016 cuando retornaba de una despedida de soltera. Camino a su casa, por la avenida Quaranta, impactó contra la parte posterior de una motocicleta en la que viajaba el agente de Tránsito Ramón Cabrera, quien falleció a causa del impacto. La joven no detuvo la marcha de su auto y lo ocultó en el garage de su vivienda.

Un taxista que vio el choque la siguió y aportó datos claves para que a media mañana la Policía la encontrara. Cerca del mediodía se constató que todavía tenía vestigios de alcohol en sangre, por encima del límite establecido.

En el juicio oral y público que se realizó en noviembre de 2018, la joven fue sentenciada a cuatro años de prisión, pero en un trámite express el Superior Tribunal de Justicia ordenó rever el monto de la pena porque consideró que no se pudo probar el exceso de velocidad. Los ministros del Superior Tribunal se aferraron del margen de error de la pericia para beneficiarla.

La Justicia todavía no resolvió qué pena se le impondrá, pero en los pasillos de Tribunales dan por descontado que no será de cumplimiento efectivo. La decisión la debe tomar el juez de Instrucción Juan Manuel Monte luego de la inhibición de sus pares del fuero Correccional.


Publicar un comentario