Madariaga – Abuso: Mercuri aseguró que la investigación del caso lo conmueve


El titular de la Unidad Fiscal 8 de nuestra ciudad, Walter Mercuri, brindó los últimos detalles del caso de abuso sexual gravemente ultrajante contra una nena de 13 años, con retraso madurativo, que quedó embarazada y que debió ser sometida a una interrupción legal del embarazado ante el peligro que corría su vida.

El encargado del Ministerio Público Fiscal explicó que la nena tiene un cuerpo similar a alguien de 6 años, pesa 27 kilos y era “inviable continuar con el embarazo”; según coincidieron todos los pediatras del Hospital Municipal local y los del Materno Infantil de Mar del Plata.

Por otro lado, aseguró que tiene pruebas suficientes para mantener con prisión preventiva al padrastro que está acusado del abuso y anticipó que el cotejo de ADN que se le realizará a las pruebas extraídas del imputado y al obtenido del feto demandarán entre 3 a 5 meses y se realizarán en la Asesoría Pericial de La Plata.


El relato del calvario


Hasta los 10 años la pequeña vivió con su abuela y en esa época la madre reapareció y pidió su guarda. Al poco tiempo comenzaron los tormentos y abusos hacia la pequeña que se extendieron entre dos y tres años.

Mercuri indicó que la niña se expresa bien pero que no lo logra entender lo que es una violación. “Lo ha naturalizado por la extensión en el tiempo de esta clase de ataques”, explicó.

En una visita realizada por su abuela el sábado pasado, notó la inflamación en la panza y le preguntó ¿qué era lo que le pasaba?.  La respuesta de la menor era que estaba sufriendo de dolores por la presencia de una hernia. La abuela e dio cuenta y la llevó al Hospital en donde confirmaron la situación y avisaron a las autoridades.

“Enseguida una determinan que es un abuso porque es una nena tan chiquita, que no anda de noche y tampoco tiene novio”, aseveró.  Desde el primer momento ella manifestó a médicos, a su abuela y en la fiscalía quién era el atacante. Lo hizo espontáneamente. Por eso pudimos aprehenderlo y recolectamos pruebas para dejarlo detenido. El ADN será el corolario pero tenemos otras pruebas contundentes”; anticipó sin ahondar en registros fotográficos que lograron encontrar en un teléfono celular del atacante.

Lo sucedido con esta nena me conmueve muchísimo. Creo que les pasa a todos los que hemos intervenido. Espero conseguir una condena ejemplar en este caso”, explicó el fiscal.

También agradeció el trabajo coordinado de médicos de Madariaga con los del Mar del Plata porque la prontitud permitió interrumpir el embarazo a tiempo para salvaguardar la vida de la víctima quien por estas horas será dada de alta del Hospital Interzonal.

Por último, no descartó la detención de la madre en las próximas horas aunque sostuvo que en pocos días recibirá medidas de prueba que determinarán la situación de la mujer en el expediente. Por lo pronto la nena de 13 años se encuentra con una medida de abrigo y es cuidada por su abuela mientras que su mama tiene una restricción de acercamiento.

Publicar un comentario