Home Ads

Un derrumbe de fardos de algodón provocó la muerte de un trabajador rural



Un trabajador rural murió tras recibir el impacto de dos fardos de algodón de 200 kilos cada uno. El trágico accidente que truncó la vida de Ezequiel Sosa, de 26 años, ocurrió en la cooperativa Unión Agrícola de Avellaneda, provincia de Santa Fe, mientras se realizaban labores de desmontaje del cultivo.

A pesar de ser trasladado de inmediato al Sanatorio Norte, donde recibió atención médica por sus múltiples fracturas, el joven no pudo superar las graves lesiones y falleció el sábado, lo cual generó mucho dolor tanto a sus compañeros de trabajo como a la comunidad local.



En ese sentido, la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (Ftciodyaa) calificó el incidente como “un grave siniestro laboral” e impulsó el debate sobre las condiciones de seguridad.

Mientras tanto, la empresa expresó “su profundo pesar” y decretó días de duelo. El gremio también se unió al dolor de la pérdida de uno de sus miembros, planteando interrogantes sobre las medidas de prevención y protección que deben implementarse para evitar futuras tragedias.

Ezequiel Sosa realizaba labores de desmontaje de algodón

Tras el accidente, Daniela Sosa, hermana de Ezequiel, confirmó el grave estado en el que se encontraba el trabajador, internado en el Sanatorio Norte de Avellaneda debido a varias fracturas óseas. En el transcurso del viernes por la noche, Ezequiel salió de cirugía y fue ingresado a terapia intensiva, donde su estado de salud continuaba siendo delicado.

Asimismo, Mario Julio Stechina, presidente de la UAA, explicó a los medios de comunicación locales que el accidente “se produjo cuando una estiba de fardos, cada uno con un peso aproximado de 200 kilos, cayó sobre Ezequiel”.

Según el informe policial, el encargado del sector industrial, Diego Suligoy, explicó que “se produjo un derrumbe de las pilas de fardos de fibras prensadas y se activó de inmediato el protocolo de emergencia”.

El joven fue trasladado al sanatorio por el servicio de emergencias 107, desde donde el sábado 1° de junio se comunicó su fallecimiento.

El gremio, a través de un comunicado, responsabilizó a la Unión Agrícola de Avellaneda por el fatal accidente, señalando “un claro incumplimiento de las normas de salud y seguridad laboral en el entorno de trabajo”.

Cuestionaron “la falta de condiciones adecuadas para evitar el derrumbamiento de las estibas de fardos”. Además, apuntaron “al Estado por su supuesta falta de control en la garantía de condiciones dignas y seguras para los trabajadores”.

En su comunicado, el gremio hizo hincapié en la necesidad de cumplir con el Artículo 14 Bis de la Constitución Nacional, que “ordena garantizar la protección de la integridad psicofísica de los trabajadores y evitar más tragedias laborales”. Destacaron que, según el sindicato, “si un accidente es evitable, no debería ser considerado como tal”.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo