Home Ads Home Ads

Chocó su Chevrolet Camaro contra un camión y murió

 



Matías se fue el Día del Padre. "Ahora está con su papá", dicen sus amigos. Hijo único, dejó sola -y devastada- a su mamá, Claudia, que ya lo extraña horrores. El domingo, pasadas las 5 de la mañana, el joven de 28 años conducía su imponente coupé Chevrolet Camaro cuando chocó contra la parte trasera de un camión Renault 440 y murió en el acto, en la ciudad de Córdoba.

La tragedia se produjo en el anillo externo de la avenida de Circunvalación (oficialmente llamada ruta nacional A019), a la altura del kilómetro 32. Se trata del corredor de mayor volumen de tránsito dentro de la red de accesos a la capital provincial.

Matías Gabriel Depetriz había nacido el 17 de octubre de 1995 y vivía en la avenida Armada Argentina, en el barrio Villa El Libertador.

"Por lo que tengo entendido, el camión iba por carril de vía lenta y él justo estaba entrando para Circunvalación. Él no tuvo reacción y se lo comió de atrás", le contó a Clarín un joven que conocía a Depetriz.

En principio, algunos medios locales indicaron que quien iba a bordo del Camaro, la sexta generación del famoso muscle-car de Chevrolet, era el piloto de carreras Matías Depetris, oriundo de Los Cóndores, que cumplió 30 años el 16 de octubre, es decir, un día antes que la verdadera víctima.

La noticia se viralizó y el teléfono celular del deportista, que ha competido en categorías como el TC Pista y el Córdoba Pista, explotó, pero se trató de un lamentable error que causó enorme angustia en sus seres queridos. "Todavía sigo recibiendo muchos mensajes y llamados", afirmó a este diario.



El vehículo que protagonizó el brutal choque es un Chevrolet Camaro SS V8 amarillo. Tiene un motor naftero de 6.2 litros, con caja automática de ocho velocidades, levas al volante, 461 caballos de fuerza y 617 Nm (Newton metro) de torque. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos. Está valuado en al menos 100.000 dólares, es modelo 2017 y cuenta con ocho airbags.

Depetriz, fanático de la velocidad, lo tenía hace un buen tiempo. Antes había "pisteado" en un Peugeot 308 Coupé Cabriolet.

"Siempre le gustaron los autos deportivos. Fue teniendo de menos a más con esfuerzo. Viene de una familia humilde. Siempre estuvo relacionado al deporte automotor. Asistía junto a nosotros al autódromo Oscar Cabalén, al circuito de Berta, al Track Day y a varias juntadas que se organizan por alguna causa benéfica", señaló a Clarín otra de las personas que lo conocía y solía verlo en estas picadas legales.

Además, sostuvo: "Nunca había tenido ningún siniestro, sabía cómo conducir este tipo de deportivos potentes, era muy buen piloto. Siempre tuvo deportivos potentes. Es una lástima lo que le pasó y una gran pérdida".

Un fotógrafo con el usuario @lennyfilmmaker en Instagram armó un video de homenaje tras conocerse su muerte. "Este no es un video para hacerse viral ni nada de eso, solo un video en memoria a una persona que lo poco que conocí era humilde y muy buena onda", posteó.

Y agregó: "Este video lo hago con todo el respeto a la familia y amigos de Matías, no es para ofender a nadie. Ojalá que él y su auto sigan haciendo mucho ruido en el cielo. El Camaro más bonito de Córdoba y un sueño personal. Q.E.P.D.".

En los comentarios a la publicación escribió una mujer, de nombre Lourdes, que advirtió: "El flaco iba a 160 kilómetros por hora, me pasó por la derecha. Vimos cuando se incrustó en el camión. Bueno... vimos chispas nada más".

Los amigos consultados para esta nota coinciden: "Era una persona sana, joven y de bien".

Otro que tampoco quiso identificarse con su nombre y apellido dijo: "Lo único que tengo para decir es que él no era de andar fuerte en la calle. Donde aceleraba y disfrutaba la velocidad era en el autódromo, la gente pensaba que era agrandado y, en realidad, era un chico muy humilde".

En las actividades comerciales que desarrollaba Depetriz figuraba la de "servicios inmobiliarios".

Su papá, Alcides, había sido dueño de una distribuidora de alimentos. "Gracias, mi amor, por dejar en mi vida a alguien que es parte de ti, un abrazo infinito para vos, en donde estés", le escribió Claudia Anita López (60) a su viudo en junio de 2022. Ahora también llora la dolorosa pérdida de su hijo.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo