AYACUCHO: Les prometieron un trabajo, gastaron todo en la mudanza y fueron víctimas de un engaño



Una familia de Ayacucho viajó con sus últimos ahorros a Mechongué con la promesa de un trabajo y vivienda. Al llegar se dieron cuenta que habían sido víctimas de un engaño y que se quedaron sin recursos para poder retornar a su ciudad de origen.

 

Gisela Medina y su esposo Pablo son los protagonistas de este hecho que se inició días atrás.

 

La pareja había hecho publicaciones en redes sociales con la intención de conseguir un empleo hasta que fueron contactados por un usuario.

 

A través de WhatsApp se fueron puliendo los detalles: tendrían casa y trabajo si viajaban a Mechongué. Toda la mudanza sería reconocida y pagada una vez que llegaran.

 

Así apostaron todo a esta posibilidad, armaron el viaje y lo emprendieron alejándose de los conocidos.

 

“Nos hicieron ir hasta allá, con mis hijos y no hicieron volver con toda la familia”, expresó Gisela indignada.

 

La situación se volvió aún más complicada cuando se dieron cuenta de que no tenían forma de contactar a la persona que los había engañado, ya que únicamente se comunicaban a través de mensajes y no disponían de ningún dato personal fiable. “No había ninguna posibilidad de contacto, porque nadie lo conocía”, agregó Gisela.

 

La pareja, que había renunciado a sus trabajos anteriores en busca de una nueva oportunidad, se encontró en una situación desesperada al quedar varada en un lugar desconocido sin los recursos necesarios para subsistir.

 

Ante esta lamentable situación, Gisela y Pablo están considerando emprender acciones legales contra los responsables del engaño, aunque reconocen la dificultad de encontrar información sobre esa persona.

 

“No tenemos nombre, ni datos de la persona involucrada. Es un golpe duro para nosotros y nuestra familia”, concluyó Gisela. La familia busca un nuevo lugar para vivir y trabajar.


Con datos de Urgente Ayacucho


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo