Una joven denunció a un policía que puso una cámara oculta en un baño para espiarla



Un policía de la bonaerense fue denunciado por una joven de 23 años, que lo acusa de haber colocado una cámara oculta para espiarla a ella y a otras mujeres en el baño químico que el oficial compartía con los guardavidas de la costa del río de Quilmes, donde la chica desempeñaba dicha tarea.

En base a lo que contó a TN su mamá, María Laura, su hija vivió varios episodios incómodos con este hombre desde el año pasado, pero a pesar de que se quejó con sus superiores, nadie hizo nada.

Según consta en la denuncia, la joven descubrió que algo raro sucedía cuando vio entrar al policía al baño químico. Luego de unos minutos salió, y ella le consultó a él si podía ingresar. Cuando lo hizo, le llamó la atención una bolsa negra ubicada al lado del inodoro.

Como la joven no sabía de qué se trataba, abrió la bolsa y descubrió una cámara en el interior. “La había grabado a ella y a varias chicas más haciendo sus necesidades. Es un depravado que sigue ejerciendo y nadie hace nada. Hace un mes pasó esto, él sigue en su puesto y mi hija sin poder ir a trabajar”, contó la madre de la chica en diálogo con TN.



De acuerdo a la denuncia radicada en el Juzgado de Garantías N°8, el sargento identificado como Diego Adrián González, de 42 años, fue denunciado por “producción y comercialización de representación de menores de 18 años dedicados a actividades sexuales”.

“Desde hace tiempo mi hija notaba algunas actitudes extrañas del agente. El año pasado lo vio grabándola mientras trabajaba y lo increpó, él se lo negó. Dio aviso a sus superiores, pero no obtuvo respuesta alguna y tampoco ofrecimiento de irse a otro lugar”, criticó.

“Ese día que encontró la cámara, al salir de su puesto de trabajo, mi hija se acercó de inmediato y dio aviso en la Base de Guardavidas y le aconsejaron que no hiciera la denuncia para no tener futuros problemas con él”, denunció y agregó: “Más allá del miedo, hizo la denuncia correspondiente en la Comisaría de la Mujer y la Familia Quilmes y les dejó las pruebas que encontró dentro de la cámara”.

A pesar de haber hecho la denuncia correspondiente y de haber pedido una restricción de acercamiento, el sargento González sigue ejerciendo su cargo. En cambio, la joven no puede ir a trabajar por miedo a que tome represalias.

“La Justicia no nos da bolilla porque no tenemos abogado y tampoco nos designan uno. Me quieren cobrar 2 mil dólares para representarla y yo no tengo esa plata. Desde la municipalidad de Quilmes, donde fue bien recibida en la parte de Género, le dieron licencia de trabajo hasta que el caso no sea resuelto. Pero no es justo que ella esté encerrada y él sigue trabajando como si nada”, reveló.

“Las pruebas están, no entiendo por qué no hacen una audiencia para ver qué es lo que hay en esa cámara que puso para espiar a las chicas”, agregó y cerró: “Queremos que se haga justicia, que se haga público, que todos sepan lo que hace este sargento. Además, necesitamos alguna respuesta, ya que se acerca la feria judicial y aún no hemos recibido respuesta alguna”.

Cuál es la situación del policía denunciado

Desde el municipio de Quilmes, informaron a TN que pidieron apartar al policía de su cargo. Sin embargo, según pudieron saber, solo lo trasladaron a otro módulo policial. En consecuencia, asumió la intervención la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia y la Fiscalía 8 de Berazategui.

“Acá vino la víctima, la madre y la delegada de SUGARA, su sindicato. Se les informó que el funcionario policial fue apartado de su lugar de trabajo. Hoy ya no presta servicios en Quilmes. Nosotros la acompañamos en toda la denuncia correspondiente. Tanto en secretaría de mujeres como en la comisaría de la mujer. También le pedimos a la jefatura de Policía que lo saquen del cargo, pero de ahora en más todo depende de la Auditoria General De Asuntos Internos, en cuanto a lo administrativo y en cuando a lo judicial es la fiscalía quien tiene que elevar el pedido de detención o lo que consideren necesario para la causa”, explicaron a TN desde el municipio de Quilmes.

De esta forma, aseguraron que el sargento González fue enviado a otro puesto para seguir desempeñando su tarea como policía. “Me informaron que lo sacaron, pero sigue ejerciendo en otro lado. No puede seguir ejerciendo cuando es un acosador. Tendría que estar detenido, pero no hacen nada”, se quejó María Laura.

Además, TN se comunicó con el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, desde donde aclararon que la Justicia no había notificado a la Policía provincial sobre la denuncia. “Pedimos la elevación del caso a Asuntos Internos para que investiguen y tomen una decisión con respecto al sargento”, explicaron.




Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo