Home Ads

Una beba de 10 meses fue internada de urgencia con una fractura de cráneo



Una beba de 10 meses está internada grave en el Hospital Pediátrico de San Luis con fractura de cráneo y múltiples golpes. Aunque los padres aseguran que fue un accidente, los médicos alertaron de la situación y se abrió una investigación por supuesto maltrato infantil.

De acuerdo al último parte médico, la nena se encuentra sedada, conectada a un respirador artificial y tiene pronóstico reservado.

Según el relato de la madre, el domingo a la madrugada la beba se habría caído de su cuna. Luego del impacto, siguió durmiendo y cerca del mediodía comenzó a convulsionar.

Recién a las 17 de ese mismo domingo fue trasladada al Hospital Cerro de la Cruz, donde llegó sin signos vitales y debió ser reanimada. Ante el grave estado, decidieron derivarla al Hospital Pediátrico.

Allí se encontraron con que la beba tenía un edema cerebral, un hematoma subdural en la cabeza, una fractura de cráneo y varios golpes en la cara y el cuerpo.

Lo que alertó a los profesionales médicos fue que hace aproximadamente tres semanas la pequeña debió ser enyesada en una de sus piernas por una fractura.

Si bien su madre y su pareja dijeron que el estado de la niña responde a un accidente doméstico, se inició una investigación ya que no es la primera internación que sufre en el último tiempo.

La fiscalía de Instrucción 1 y el personal de la Comisaría 38ª de la capital investigan las circunstancias en las que sufrió las lesiones graves que la dejaron en terapia intensiva. La causa fue caratulada como “averiguación lesiones gravísimas”.

La Justicia, sin tener una denuncia formal, recabó testimonios del grupo familiar, el entorno de la nena y la pareja de la madre.

Ante la dramática situación de la beba, la mamá, de nombre Melanie, intentó aclarar lo que había pasado: “Fue un accidente, se cayó de la cama mientras tomaba la teta. Yo estaba muy cansada y no me di cuenta”.

A su vez, en diálogo con Radio Popular de San Luis, argumentó los golpes que la beba habría sufrido previamente: “Estaba en la cama y mis sobrinos estaban jugando alrededor de ella, saltando en la cama. Fue en ese momento en el que la beba lloró”.

En tanto su pareja, que no es el padre de la nena pero la criaba como tal, se puso a disposición de la Justicia para facilitar los avances en la causa.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo