Home Ads

Se juntó con su novio y un amigo a ver a Boca y la asesinaron



El jueves pasado Andrea Celeste Jara se reunió en una casa del partido bonaerense de San Martín con su novio y un amigo de este para ver la semifinal de la Copa Libertadores que Boca Juniors disputaba contra el Palmeiras de Brasil y terminó muerta. Fuentes judiciales confirmaron que hay dos detenidos por el caso.

La víctima, una joven paraguaya de 24 años y madre de una nena de cinco, fue trasladada en auto con una grave herida en la cabeza por los dos hombres que se encontraban con ella hasta el Hospital Bocalandro. La abandonaron allí y se escaparon, pero con el correr de las horas ambos fueron detenidos.

El primero en caer fue Albino Ramos López, dueño de la casa ubicada en al calle Solís al 7100 de Loma Hermosa en donde ocurrieron los hechos, quien fue detenido en ese mismo domicilio poco después de que se confirmara la muerte de la mujer.



En tanto, la actual pareja de Andrea, Arnaldo Meza, fue arrestado en las últimas horas después de permanecer casi tres día prófugo, confirmaron a TN fuentes de la Unidad Funcional N° 6 de San Martín, a cargo de la investigación.

“Celos excesivos”

Jara había emigrado desde Asunción a Buenos Aires hace 20 años junto con sus padres y, actualmente, vivía con su hija de cinco y trabajaba como promotora en eventos. Según manifestó un amigo de ella en diálogo con el diario Extra de Paraguay, la relación con Meza era reciente pero, en el poco tiempo que llevaban juntos, los “celos excesivos” de él ya habían provocado varios conflictos entre ellos.

En el mismo sentido se expresaron los padres de la víctima, quienes también apuntaron contra la pareja como principal sospechoso del hecho y pidieron que se investigue el caso como un femicidio.



Del “festejo” a los tiros a un presunto ataque sexual

Según las primeras versiones que trascendieron, los dos hombres con los que se había reunido Jara a ver el partido decidieron “festejar” el triunfo de Boca realizando disparos al aire y uno de los proyectiles había impactado, accidentalmente, en la cabeza de la mujer.

Lo cierto es que, si bien la trasladaron en un Citroën C3 gris al Hospital Zonal General de Agudos Doctor Carlos Bocalandro, ninguno de los dos se quedó para seguir su evolución y ella murió después de casi 24 horas de agonía.

Tras la denuncia de los profesionales del centro médico, se dio inicio a la investigación y los efectivos fueron a la casa de la calle Solís donde la víctima había pasado su última noche, y allí encontraron al propietario, Ramos López.

En su primera declaración ante los policías, el hombre sostuvo que un sujeto que descendió de un coche con una mujer en brazos le había pedido ayuda para llevarla a un centro de salud y que él lo había acompañado al hospital.

Sin embargo, los videos de las cámaras de seguridad no respaldaron el relato de Ramos López y, durante el allanamiento en su domicilio, los peritos encontraron rastros de sangre en sábanas, frazadas y un colchón, pese a que habían intentado limpiar la escena.



Su situación se complicó aún más cuando volvieron a tomarle declaración testimonial y advirtieron que tenía lesiones en sus manos que podrían ser defensivas. Las contradicciones en su testimonio terminaron de cerrar su suerte y se lo llevaron detenido.

Para los investigadores, la principal hipótesis del crimen hasta el momento apunta a un ataque sexual. En esta línea, creen que Meza y Ramos López intentaron abusar sexualmente de Jara, ella se defendió y en el forcejeo ella sufrió una herida en la cabeza que le provocó pérdida de masa encefálica, y la muerte horas después.

En tanto, la pareja de la víctima, Arnaldo Meza, se entregó en las últimas horas en Moreno tras mantenerse casi tres días prófugo y todavía no declaró en la causa, según confirmó a TN una fuente judicial. En principio, la causa fue caratulada como “Homicidio” y es investigaa por la fiscal Marcela Edith Costa, de la Unidad Funcional N° 6 de San Martín.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo