Home Ads

Ganaron en la quiniela, pero la Justicia les sacó el premio



Ganar la lotería es una de las fantasías más grandes que tienen en un sector de la sociedad debido a las grandes cifras que se ponen en juego y que serían capaz de cambiarle por completo la vida a los afortunados.

Dos amigos ganaron una fortuna, estimada en 4,8 millones de dólares; sin embargo, por un impensado motivo no tuvieron la posibilidad de hacerse con el dinero y frustró cada uno de los planes que tenían. 

La administración de la economía tras uno de estos grandes montos es uno de los principales conflictos que deben afrontar los afortunados, debido a que podría generar que tengan grandes lujos o terminar en bancarrota.  

Al momento en que los afortunados Mark Goodram y Jon-Ross Watson, se acercaron al sitio donde compraron el boleto ganador, pero les advirtieron que por una irregularidad no iban a acceder al premio. 

Los motivos por los que no ganaron una fortuna 

Los ciudadanos oriundos de la ciudad de Bolton, en Inglaterra, no pudieron acceder a este premio porque ninguno de los dos hombres contaban con una cuenta bancaria para que se lo depositen. 

Este hecho causó que los responsables de la lotería sospecharan de cómo habían adquirido el boleto ganador, teniendo en cuenta que el pago principal había sido con una tarjeta de débito o crédito. 



Al comenzar estas sospechas, llevaron a cabo una investigación, en la que se centraron en que si no tenían cuentas bancarias, pero que el pago había sido con una tarjeta y la principal sospecha era que no eran propias y podría ser robada. 

Luego de la averiguación de antecedentes para descifrar que había ocurrido, descubrieron que ambos eran parte de la lista de criminales más importantes de la ciudad de Bolton. 

Mark Goodram había sido condenado por un robo tres años antes de ganar el premio, y Jon-Ross Watson también fue condenado en su momento por defraudar dinero a su banco, motivo por el cual no le dieron el premio. 

La policía estadounidense dio a conocer a los medios locales que un hombre engañó al encargado de una tienda y cobró boletos de la lotería falsos, con un valor total de 4000 dólares. Las autoridades confirmaron que, el pasado 7 de octubre, el joven recibió el dinero en efectivo y fue recién cuando el responsable de la máquina de juego revisó los tickets que se dio cuenta de la estafa.

En un comunicado, la policía de Carroll Township, en el condado de York, explicó que fue alrededor de las 8.57 cuando un individuo entró a Dillsburg Tobacco Outlet. Las cámaras de seguridad del lugar captaron al joven, que se acercó a una máquina de juego para luego ir con el dependiente y canjear boletos con valor cada uno de US$500, de acuerdo con WGAL.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo