Home Ads Home Ads

Cómo era Morena, la nena asesinada: Hincha de River y fanática del trap



El miércoles a la mañana en Villa Giardino, Lanús Oeste, dos motochorros mataron a Morena Domínguez mientras se dirigía caminando hacia la Escuela Primaria Nº 60 “Almafuerte”. Allí, fue abordada por estos dos delincuentes para robarle la mochila que llevaba colgada en su espalda.

Ayer, a las 7:25 de la mañana, la menor estaba a pocos metros de ingresar al colegio cuando dos motochorros la interceptaron para robarle. El ladrón que viajaba como acompañante descendió de la moto e intentó arrebatarla. La golpearon dos veces en el estómago, según relatos de testigos. Luego, la arrastraron por el asfalto y huyeron.



Un barrendero y varios vecinos la auxiliaron. La ambulancia del SAME demoró al menos 30 minutos en llegar, lo mismo el patrullero. Fue trasladada al Hospital Evita, pero no sobrevivió al ataque. Las lesiones y golpes que sufrió le provocaron una hemorragia interna masiva que le provocó un paro cardiorrespiratorio. La autopsia posterior, ordenada por la fiscal Silvia Bussano, ordenó que falleció por una hemorragia interna compatible con una patada o un golpe de puño.

Hoy por la mañana, su velatorio continuaba en la casa de su padre Hugo en la calle Itapirú, a cinco cuadras del colegio, mientras la fiscal del caso se aprestaba a indagar a los dos detenidos por el caso, los hermanos Darío y Miguel Madariaga. Su abuelo materno estaba allí, lo mismo su hermano Bruno, jugador de las inferiores de Huracán. Su madre, que tenía una relación distante con su padre, llegó anoche desde Salta.

Morena hubiese cumplido 12 años el 17 de diciembre. Era hincha de River, “muy divertida y chistosa”, describieron sus compañeros. “Era como mi hermana ella. Era buena, graciosa. Siempre jugaba conmigo. Yo la amaba mucho. No puedo con tanto dolor”, dijo entre lágrimas Priscila, una compañerita de Morena, desde la puerta del colegio, donde decenas de personas se congregaron ayer para pedir justicia.

Le encantaba escuchar música trap y tenía ganas de practicar taekwondo y kickboxing. Educación física era una de sus materias favoritas. “Una vez la maestra nos preguntó qué queríamos ser cuando seamos grandes y ella respondió ‘policía’”, recuerda otra de las compañeritas de curso, en un testimonio reproducido por Clarín.



Morena actualmente vivía con su abuela. Además, tenía un hermano mayor de 15 años, una hermana de 8 años y otro que es bebé. Su padre, Hugo, hace changas en una cooperativa y su madre, María, estaba en Salta, a donde había viajado para bautizar a su hijo menor.

La madre de la mejor amiga de Morena expresó tras el crimen: “Era la mejor amiga de mi hija. No hay palabras. Le arrebataron la vida. Mi hija está destrozada. Se tiene que quedar con los mejores recuerdos de ella. Con todo lo lindo que vivió”, lamentó la mujer durante una entrevista para C5N.

“No sabía cómo decírselo. Cuando le dije que le habían robado, ya se puso mal. Y cuando le dije que murió, fue un llanto desconsolador”, aseveró.

Florencia, madre de otra compañera de Morena, expresó su bronca por la cantidad de tiempo que se tardó en auxiliar a la víctima. “La ambulancia tardó 40 minutos y la policía media hora. Cuando llega la ambulancia, la nena ya había convulsionado dos veces”, señaló al canal de noticias TN.

“Yo estaba en la puerta del colegio, se escuchan los tiros y me acerco y la nena ya estaba tirada en el piso. Estaba inconsciente”.

Tras el crimen, vecinos de Lanús Oeste e integrantes de la comunidad educativa de la escuela Almafuerte N°60 marcharon este miércoles al mediodía para reclamar justicia, una movilización que terminó en una serie de piedrazos y agresiones,

Casi en simultáneo, los hermanos Madariaga eran detenidos tras intentar vender el teléfono de Morena en Pompeya.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo