LA SELECCIÓN ARGENTINA ENFRENTARÁ A RIVER EN UN AMISTOSO: cuándo juegan y cuál es la idea que tiene Lionel Scaloni



La selección argentina afrontará un tercer partido esta semana en la que los campeones del mundo volvieron al país para festejar el título en el Mundial de Qatar 2022. Y será más amistoso aún que los que jugará ante Panamá, este jueves en el Monumental, y frente a Curazao, el martes que viene en el estadio Madre de Ciudades, en Santiago del Estero. El rival será muy peculiar: River.

 

La información indica que ese duelo lo sostendrán el viernes durante la tarde en el predio que la AFA tiene en Ezeiza y que le servirá al entrenador Lionel Scaloni para hacer jugar a aquellos que no sumen minutos o lo hagan muy poco tiempo ente los panameños. A diferencia del seleccionado centroamericano, que llegó a la Argentina con un plantel con mayoría de suplentes, el juego ante el equipo argentino tendrá, incluso, una exigencia algo mayor: el DT Martín Demichelis utilizará a los titulares del conjunto que lidera la Liga Profesional.

 

El conjunto de Núñez oficiará, entonces, de sparring de los suplentes argentinos en un partido que tendrá cierta informalidad porque de uno y otro lado lo toman como una práctica y el clima se estima que será distendido. Así, Scaloni podrá ver en acción a muchos de los convocados que en los otros dos amistosos tendrían bajas posibilidades de mostrarse y jugar.

 

El hecho no es atípico. El último duelo, no obstante, no resultó demasiado amistoso, en el estadio de Mar del Plata, en la etapa de preparación para el Mundial 1978. El 9 de febrero de 1977, igualaron 2-2, con otras condiciones. En una cancha llena, el equipo dirigido por César Menotti ganaba por 2-0, con goles de Daniel Bertoni y Osvaldo Ardiles, y River reaccionó e igualó el tanteador gracias a los gritos de Víctor Marchetti y el “Gringo” Héctor Ártico. Allí fueron expulsados Reinaldo Merlo y el entrenador Ángel Labruna.

 

En aquel pentagonal de verano, Argentina se consagró campeona. Antes de jugar con los millonarios, el conjunto albiceleste había igualado por el mismo resultado con Newell’s (el duelo se completó al día siguiente, porque un corte de luz a los 27 minutos de la primera etapa obligó a suspenderlo) y derrotado por 1-0 a Aldosivi, de esa ciudad, en otro juego con expulsiones: el árbitro Luis Pestarino expulsó a Daniel Passarella y a Miguel Ángel Raimondo, defensor rival. “El espectáculo fue deplorable. Considero que para que haya espectáculo se necesitan dos equipos y acá sólo hubo uno”, se lamentó Menotti, molesto por la actitud defensiva del equipo marplatense, según reflejó en sus páginas el diario La Capital. Hubo silbidos al final del encuentro donde la diferencia la marcó un penal convertido por Darío Felman.

 

Aquel enfrentamiento con Aldosivi levantó polvareda. “Lo de esta noche fue una sátira cómica. Si dijera que me dejó conforme lo que hizo la Selección sería un necio. Varios jugadores tuvieron una noche negra. No tuvimos situaciones de gol. Aldosivi salió a atacar ante Newell’s, Boca y River. Y justo frente a la Selección sale a defenderse”, contextualizó su enojo Menotti. El 11 de abril de 1974, en la recta final rumbo al Mundial que se jugó en Alemania, también se habían medido en el mismo estadio, con igual resultado.

 

El partido decisivo del pentagonal de 1977 fue ante Boca, que con el empate se quedaba con el título. Pero Argentina venció por 1-0 con un gol de tiro libre de Bertoni. Sobre el final, la figura resultó Hugo Gatti, el arquero xeneize... que por aquellos días era el titular para Menotti y luego quedó marginado para la Copa del Mundo, cuando el Flaco optó por Ubaldo Fillol, una de las estrellas del equipo que dio la vuelta olímpica al año siguiente y le dio el primer título mundial al seleccionado argentino.

 

La Selección estaba concentrada por aquellos días en el Hotel Alfar y practicaba en el club Kimberley y en los bosques de Peralta Ramos. A los jugadores podía vérselos, entre partidos, en las playas, los cines o los circos.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo