Entró a buscar el caballo de su primo y el dueño del terreno lo asesinó de un disparo pensando que era un ladrón



Un joven de 18 años murió de un disparo por la espalda cuando un hombre lo confundió con un delincuente que había entrado en su propiedad, en la localidad bonaerense de Garín. La víctima había ingresado al predio a buscar el caballo de su primo, el cual se había escapado del terreno, según informaron fuentes policiales y judiciales.

El trágico y confuso hecho se produjo cerca de las 22 horas del lunes 14 de noviembre, cuando Facundo García entró a una vivienda ubicada en las calles Falcao y Gaboto, en dicha localidad del partido de Escobar. El joven daba los primeros pasos por el descampado cuando de repente recibió un balazo. Al recibir el impacto, el chico salió del predio y alcanzó a decirles lo ocurrido a unos vecinos. Sin embargo, a los pocos minutos ya no resistió y cayó al suelo.

Inmediatamente se hizo presente en el lugar un móvil del Comando Patrullas de la Policía Bonaerense, el cual ayudó a que la víctima fuera trasladada por una ambulancia del SAME a la Unidad de Diagnóstico Precoz (UPD) de Garín, donde falleció luego de que los médicos y auxiliares le realizaran trabajos de reanimación durante 45 minutos.



Mientras tanto, efectivos de la Comisaría Escobar 3° realizaron un allanamiento en el lugar del hecho y detuvieron al sospechoso del crimen, el cual resultó ser un hombre de 51 años, identificado como Alberto Condolici. El detenido, que reconoció haber sido protagonista del suceso, es el dueño del lote al que había ingresado el chico.

Los efectivos secuestraron dos escopetas de caza de un solo caño y un revólver calibre 22, que el acusado reconoció que utilizó para dispararle al joven. En una declaración ante testigos y la Policía, el hombre expresó que efectuó al menos dos disparos pensando que habían ingresado al campo a robar.

Según medios locales, peritos de la Policía Científica determinaron que García fue alcanzado por un proyectil de arma de fuego, el cual se cree que fue disparado desde el interior del inmueble de Condolici.

Hasta ahora, la causa fue caratulada como ‘homicidio’ e intervino personal de la Ayudantía Fiscal de Garín. En ese aspecto, aunque Condolici se negó a declarar ante el fiscal Claudio Aundjian, se solicitó que se convierta la aprehensión en detención formal, lo que ya fue concedido por el juez de garantías Julio Grassi.

El funcionario judicial aguardaba el resultado de la autopsia para tratar de corroborar si quedó algún plomo alojado en el cuerpo y determinar cuál de las armas secuestradas fue utilizada en el ataque.