Buscan a un turista argentino de 60 años que cayó en las Cataratas del Iguazú





Un turista argentino de aproximadamente 60 años es intensamente buscado luego que se subiera a la baranda del balcón en el Salto Bosetti y cayera hacia las cataratas del Iguazú. Se investiga si la caída fue accidental, o si se trató de un suicidio, aunque esta segunda hipótesis es la que resuena con mayor fuerza. El hecho tuvo lugar pocos minutos antes de las 11 del lunes. Según el testimonio de los turistas que estaban allí, el hombre en cuestión paseaba solo, no en un grupo guiado como había trascendido en un primer momento. De acuerdo a los testigos del dramático episodio, el turista llegó al primer balcón del Salto Bosetti, se quitó las zapatillas y se arrojó al vacío, según sostuvo el jefe de guardaparques, Héctor Ball, de acuerdo a lo relatado por el guía de turismo. 



Un turista que realizaba el circuito en el mismo momento logró fotografiar la escena en la que se ve al hombre en aguas del parque acercándose al borde del Salto Bossetti, ante la mirada atónita de los demás visitantes y guías que estaban en el lugar. La imagen se viralizó durante la tarde a través de servicios de mensajería y redes sociales. 

Sin embargo, hay otras versiones que sostienen que elturista se subió a la baranda para sacarse una foto, en un momento dado perdió el equilibrio ya que se le habría resbalado el teléfono celular y fue allí que cae al agua y pierde uno de los calzados. Aunque también se investiga si se trató de un suicidio.

Por el momento, se sabe que el hombre viajaba solo. Sin embargo, se desconoce su identidad y tampoco está claro si era un turista o lugareño.



Al lugar acudieron voluntarios de Puerto Iguazú y Prefectura Naval, pero no se pudo realizar ninguna tarea debido al caudal extraordinario de agua que se registra en estos días.

Para realizar peritajes, se cerró el lugar y la Prefectura busca el cuerpo aguas abajo. Trabajan en el lugar la Policía de Misiones, Guardaparques y bomberos voluntarios de Iguazú.

Cabe destacar que no es la primera vez que ocurre algo así en el Parque Nacional Iguazú. El último caso de una caída se produjo en agosto del 2019, en el Salto Dos Hermanas.

Inundación en las Cataratas del Iguazú: se perdieron 51 tramos de las pasarelas de la Garganta del Diablo

La inundación en Cataratas del Iguazú provocó más daños de los estimados en un primer momento. Desde la empresa Iguazú Argentina, concesionaria de los servicios en el Parque Nacional, confirmaron que la correntada arrastró al lecho del río Iguazú de 51 de los 99 tramos de la pasarela que conduce a Garganta del Diablo, el más impactante de los 275 saltos.

No obstante, de las peores inundaciones se produjo en junio de 2014, cuando el río llegó a desplazar más de 46 millones de litros de agua por segundo.

El jueves de la semana pasada el caudal del Iguazú llegó a los 16.500 metros cúbicos por segundo, lo cual equivale a doce veces el promedio que registra anualmente. La creciente obligó al cierre del Parque durante esa jornada por una cuestión de seguridad para los turistas.

Durante el fin de semana el río mostró un sostenido descenso en su caudal. Este lunes a las 7 registraba el paso de 4.750 metros cúbicos por segundo, pero cinco horas después se había elevado a 5.630 metros cúbicos, un incremento de casi el 20 por ciento.