MURIÓ ISABEL II: qué pasará en los próximos días, desde la asunción de Carlos III hasta el luto nacional y el entierro



La muerte de Isabel II, la monarca al frente del reinado británico más longevo, marca un momento clave en la historia del Reino Unido. Algunos aspectos de lo que ocurrirá en los próximos días y semanas se remontan a siglos atrás, mientras que parte de la logística se revisa periódicamente, sobre todo en los últimos años debido a la pandemia.

 

La serie de acontecimientos que siguen a la muerte de la reina recibe el nombre en clave de “Operación London Bridge”, aunque técnicamente el protocolo se transformó en la “Operación Unicornio”, ya que la soberana murió en el Castillo de Balmoral en Escocia.

 

Mientras la nación llora a una monarca, Carlos III sustituye inmediatamente a Isabel II, visitará las cuatro naciones que conforman el Reino Unido y aparecerá en televisión como rey por primera vez. Según la Constitución británica, un soberano accede al trono en el momento en que muere su predecesor, antes incluso de ser proclamado ante el pueblo, y no hay interregno.

 

Aunque el plan oficial aún no se ha hecho público, algunos medios locales, como Sky News, la BBC y The Guardian, analizaron lo que puede ocurrir desde las próximas horas hasta el funeral de la reina.

 

Se ha iniciado un periodo de luto nacional que durará hasta el funeral, que se espera que tenga lugar 10 días después de la muerte de la reina, informó Sky News.

 

¿En qué consiste este período de luto? Los principales eventos deportivos, incluidos los partidos de fútbol y cricket, podrían aplazarse en señal de respeto. Las banderas ondearán a media asta en el Palacio de Buckingham, en las Casas del Parlamento y en los edificios de todo el país, mientras que se colocarán libros de condolencias en los ayuntamientos para que la gente pueda rendir sus propios homenajes a la Reina.

 

También es probable que se coloquen pantallas gigantes en las principales ciudades para que la gente pueda seguir la cobertura informativa.

 

Las dos Cámaras del Parlamento se reunirán tan pronto como sea posible, mientras que los líderes y dignatarios extranjeros comienzan a hacer arreglos para volar para el funeral. Se espera que el gobierno no anuncie ningún otro asunto, a menos que sea urgente, para que la atención se centre completamente en la reina.

 

En los próximos días, su cuerpo será trasladado de Balmoral a la catedral de St. Giles en Edimburgo, antes de regresar al Palacio de Buckingham.

 

Cuando murió el príncipe Felipe, la reina pidió que la familia real guardara dos semanas de luto oficial. En los días posteriores al funeral, la familia real mantuvo sus compromisos, pero solo los que se consideraron apropiados.

 

El nuevo rey

 

Este viernes, el día siguiente de la muerte de la reina, habrá una serie de actos ceremoniales para marcar formalmente el acceso del nuevo rey.

 


Tradicionalmente, el Consejo de Adhesión se reúne lo antes posible en el Palacio de St. James, normalmente en las 24 horas siguientes al fallecimiento del monarca, y está formado por los Consejeros Privados, los Grandes Oficiales de Estado y el Lord Mayor, entre otros.

 

El proceso se divide históricamente en dos partes. La muerte de la reina será anunciada formalmente por el Lord Presidente del Consejo antes de que se lea la “Proclamación de Adhesión”. Carlos III leerá un juramento en el que promete “asumir los deberes y responsabilidades de la soberanía” y seguir los pasos de su madre.

 

Su esposa, Camilla, y su hijo el príncipe Guillermo estarán presentes, ya que ambos son miembros del Consejo Privado. Camilla se convertirá en reina consorte, según confirmó la Reina en un comunicado con motivo del inicio de las celebraciones de su Jubileo de Platino, poniendo fin a la incertidumbre sobre su nuevo título.

 

Tradicionalmente, la primera proclamación tiene lugar en el balcón del Palacio de St. James, y la segunda en la Royal Exchange de Londres.

 

La coronación del rey no tendrá lugar inmediatamente. La reina no fue coronada hasta más de un año después de la muerte de su padre.