La nueva estafa que está de moda en Facebook y WhatsApp: "El llorón desesperado"



Las modalidades de estafas por internet no paran de diversificarse y cada vez toman formas más originales. A través de la lástima o la manipulación, usuarios desprevenidos son engañados y acceden a entregar cuantiosas sumas de dinero y luego son bloqueados sin dejar rastros que posibiliten una denuncia.

En este contexto, una usuaria de Twitter dejó al descubierto una modalidad que se ha extendido en los últimos meses y que está siendo detenida en parte por la exposición que ha tomado en las redes sociales.

Fue @RPrintista quien narró con lujo de detalle cómo intentaron robarle con este original “cuento del tío”: “Buenas gente, les vengo a contar cómo me quisieron estafar hoy así lo compartimos y llega a más gente porque, gracias a que yo ya había leído esto hace unos días atrás por Twitter, safe de que me estafaran hoy”, publicó la joven, antes de relatar el hecho.

El episodio comenzó cuando la chica puso en venta una mesa de manicura y recibió la consulta de un hombre, quien le solicitó ir a ver el producto personalmente. Luego, le consultó si podía transferirle una parte y entregarle el resto en efectivo: “Ahí mi esposa te está por realizar el pago. Dame unos segundos, ahí te envío el comprobante. Ni bien ingrese el dinero avisame”, le escribió el estafador virtual a través de WhatsApp. Alrededor de cinco minutos después, el hombre le mandó por el mismo medio el supuesto comprobante de transferencia. Al abrir el archivo, en el mismo constaba una transferencia por $300.000: “Automáticamente se me vino la cabeza el tuit que vi el otro día de que a una chica la habían querido estafar de esta misma manera, entonces empecé a seguirle el juego”, contó la joven, de nombre Rebeca.

Automáticamente, el delincuente web comenzó a llamarla de forma desesperada, pero ella no le respondía: “Quería hacerlo esperar y ver hasta donde llegaba”, explicó con respecto a su estrategia.

Pero el sujeto continuó al pie de la letra su método: “Rebeca, por favor me podés atender el teléfono. Necesito hablar urgente con vos. Mi esposa se acaba de confundir en el importe (y te transfirió) $300.000”.

“Ahí vi el componente y dice eso. Tenés razón. Igual a mí no me ha llegado nada”, le dijo ella. En ese momento, el sujeto la llamó y le dijo que se comunicaría con el banco y que la transferencia no se podía cancelar porque es inmediata. “El dinero se me debitó, lo tiene retenido tu cuenta bancaria”, explicó el delincuente.



Posteriormente, le dijo que el banco se iba a comunicar con ella para solucionar el inconveniente y, pasados solo diez minutos, el “banco” la llamó por teléfono: “Raro que un banco actúe tan rápido”, escribió ella. Luego de una conversación con el supuesto asesor bancario, quien intentó manipularla para que le transfiera el monto “erróneo” al estafador, la joven le dijo que estaba al tanto de que era una estafa. El sujeto cortó la comunicación.

“¡Por favor, les pido que compartan y difundan esto! Que así como yo vi el otro día un tuit de una chica que le había pasado y zafé de que me estafaran, puede llegar a otra gente y prevenir estas cosas, de estos hijos de p…”, finalizó el hilo, en el cual también publicó alguno de los audios que le envió el delincuente. En uno de los comentarios del hilo, la usuaria @AniCas__ contó cómo casi cae en un robo virtual bajo el mismo método: publicó un artículo en internet a $20.000 y un supuesto comprador le transfirió $200.000. Como narró, un hombre con acento cordobés la llamó llorando en estado de desesperación diciéndole que su esposa había apretado un 0 de más y le había transferido los ahorros de toda su vida.

Cuando la joven le dijo que le devolvería el dinero ni bien se lo acrediten, en este caso “el banco” la llamó pidiéndole datos de la aplicación, contraseña, alias y Token de seguridad. “Me dijo que era extremadamente necesario y si no quería hacer eso me cancelaban la cuenta por 30 días”, detalló.

El delincuente volvió a tomar contacto con ella, pero le cortó la comunicación y lo bloqueó: “Tengan cuidado, avisen a las personas mayores que por ahí no entienden tanto y estén atentos a estas cosas”, cerró su hilo de tuits.

De los casi 1.400 comentarios con opiniones e historias idénticas, una joven con el usuario @sanchezluciaaok publicó un audio con la voz de un hombre muy similar, pero simulando una extraña tonada: “¡Ay! es el mismo”, le comentó la chica, totalmente impactada.

Decenas de casos bajo el mismo “modus operandi”

Pero ellas no fueron las únicas, sino que Twitter se llenó de publicaciones contando casos con la misma estrategia que lograron ser desbaratados con la ayuda de las redes sociales, ya que varias personas tomaron conocimiento y lograron “zafar” de caer en la ingeniosa trampa.

Algunos usuarios contaron experiencias idénticas: “Me quisieron hacer la misma jugada cuando vendía un sillón. Pero no llegue a tanto, a la primera llorada del tipo, lo entre a bardear mal y me corto y bloqueo de todos lados. Transferencia de 100 mil en lugar de 10 mil. Obvio, la guita nunca apareció”.

Por los relatos de los internautas, las estafas se dan a través en diversas plataformas: “Yo tuve un problema con MP, me contactaron del WhatsApp oficial y me dijeron que me iban a llamar, pues al otro día me llamaron (tono cordobés también) y casi, casi caigo. Luego se cambió el perfil a ‘representante de Banco Nación’ ”.

Otros usuarios bromearon con respecto a la tonada del delincuente: “Me pasó lo mismo hace un tiempo, un cordobés también jajaja”. “A un amigo también se la intentaron hacer con la venta de una moto. También acento cordobés”. “Debe ser el mismo! O andan a full los cordobeses”.