Detuvieron a Nicolás Carrizo, integrante del grupo de vendedores de copos de azúcar

 


La policía detuvo esta tarde a Nicolás Gabriel Carrizo, el integrante del grupo de vendedores de copos de azúcar que refugió a Brenda Uliarte luego del atentado fallido contra Cristina Kirchner.

 

Tras el ataque de Fernando Sabag Montiel, Uliarte se comunicó con Carrizo y fue a la casa que compartían en la avenida Montes de Oca, en Barracas. Así lo había relatado el propio Carrizo en los tribunales, en una declaración conjunta con otros tres hombres que se identificaron como del mismo grupo, al que también pertenecía Sabag Montiel. Se habían presentado ante el juzgado en la primera semana posterior al intento de homicidio.

 

En su declaración espontánea, los hombres contaron que, como Uliarte, habían tenido una noche larga ese jueves y no habían podido dormir. Que los cinco entraron en pánico cuando las imágenes del tirador y el contenido de sus redes sociales empezaron a circular por los canales de televisión. “Nos preocupamos. Caímos realmente que era Nando. Temíamos que nos asociaran con la situación”, dijeron en los tribunales. Relataron que recibieron amenazas por las redes y que decidieron entonces salir y mostrarse. El primer intento, explicaron, fue Crónica TV, a la 1 de la madrugada. “Lo primero que se nos ocurrió fue ir al canal de Crónica, pero no nos atendieron porque era muy tarde”, dijo Carrizo.

 

Él es el jefe del grupo, afirmó. “Cuando le preguntaron jefe de qué, contestó que era el dueño de la máquina de hacer algodón de azúcar y de la garrafa que alimenta la máquina”, relató una de las fuentes que accedió a la declaración. Según el grupo, la novia de Sabag Montiel nunca les contó lo que había pasado. Les dijo que no lo veía a “Nando” desde “hacía como dos días”.

 

Carrizo fue también conduce a la declaración del presidente Alberto Fernández,

 

La afirmación de Fernández tiene anclaje en lo que fue el estado de WhatsApp de Nicolás Carrizo, uno de los amigos de Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel, los dos principales detenidos por el ataque a la vicepresidenta. El mensaje no provino de los peritajes de la causa sino que fue aportada por la señal televisiva Telefé Noticias, que vio el mensaje en la cuenta de Carrizo y lo sumó a la justicia.