La autopsia confirmó que los 5 bebés que murieron en un hospital tenían exceso de potasio inyectado intencionalmente



A más de una semana de que se conociera la noticia sobre la muerte de por lo menos cinco bebés recién nacidos entre marzo y junio de este año en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo de la ciudad de Córdoba, los resultados de la autopsia confirmaron las sospechas de las familias: la causa de la muerte fue “exceso de potasio”, sustancia que fue “inyectada de manera intencional”.

El dato surgió de las pericias complementarias que se le hicieron a dos de los cinco bebés muertos y las conclusiones detallan que “se detectaron sustancias tóxicas incompatibles con la vida”. Por esta causa, hay una enfermera detenida e imputada.

El fiscal ordenó la medida al advertir un patrón que se repetía sobre los bebés muertos, un cuarto pinchazo que correspondía al potasio y que las habría aplicado Agüero.

Los pinchazos habituales con los que se inoculan a los recién nacidos son tres: en el caso de vacunas, se colocan la hepatitis B y la BCG, y en medicación, la vitamina K.

“Obviamente que es una instancia preliminar, falta complementar sobre los otros hechos”, había manifestado Garzón tras la detención de la enfermera y precisó que, si bien la investigación inicial se dio sobre cinco bebés muertos, en total son 13 los casos que se estudian entre los fallecidos y otros que sufrieron serias consecuencias y sobrevivieron.



También imputó a tres exdirectivos del Neonatal -entre ellos la exdirectora, Liliana Asís- quienes se encuentran acusados por responsabilidades mediatas, vinculadas a su función, como la omisión de deberes de funcionario público. Por otra parte, resolvió designar a Eduardo Caeiro como representante legal de los bebés fallecidos y de los que sobrevivieron.

El pedido de justicia por los bebés muertos en el Neonatal

Cerca del mediodía del lunes, la comunidad de trabajadores de la salud del Hospital Materno Neonatal realizaron un “abrazo solidario” alrededor del edificio para pedir “justicia por los bebés fallecidos y sus familiares” y “también por solidaridad y justicia” para los que los que trabajan día a día y nada tienen que ver con lo que se investiga.

La iniciativa de la manifestación fue de la Asociación de Enfermería de Córdoba, entidad que posteó en las redes sociales que el Hospital Materno Neonatal “seguirá demostrando, como lo ha hecho a lo largo de estos 23 años, que esto nada ha tenido que ver con el espíritu solidario, la entrega, el profesionalismo y la pericia” de todos los que integran el centro asistencial.

La investigación judicial tomó estado público el 11 de agosto a partir de denuncias por la muerte de cinco bebés nacidos sanos en el Materno Neonatal Ramón Carrillo de la ciudad de Córdoba, entre marzo y junio pasados.