Encontraron en la calle una pierna calcinada y mordida por perros



Esta mañana, en las inmediaciones del estadio del Club Atlético Belgrano, en Córdoba, un hombre en situación de calle se dio con un escalofriante hallazgo relacionado con restos humanos: se trata de una parte de una pierna derecha, totalmente calcinada y mordida por perros. De acuerdo a lo mencionado por los medios locales, se trataría de una extremidad de una mujer.

El increíble descubrimiento fue constatado por las autoridades policiales del barrio Alberdi, alrededor de las 10:30 de la mañana, ante el aviso de la persona en situación de calle a un patrullero que deambulaba por el sector. El hombre relató que mientras que revolvía las bolsas de basura, notó que unos perros se comportaron de manera atolondrada. Cuando se acercó para observar el comportamiento de los animales, se llevó una gran sorpresa con el hallazgo de los restos humanos.

Cuando los efectivos llegaron a las adyacencias del estadio, constataron que se trataba de una pierna quemada y mordida por perros. Otro de los detalles brindados por los agentes que asistieron al lugar del hecho, comprobaron que, alrededor del hallazgo macabro, registraron la presencia de elementos como medicamentos y jeringas, lo que pueden significar piezas claves para esclarecer la investigación.

La playa de estacionamiento, ubicada en la calle La Tablada al 1802, no pertenece a la institución de fútbol y se trataría de un lugar privado que su desconocido dueño le cede el predio en los días de partidos. En tanto, directivos del poder judicial, en conjunto con el Ministerio publico fiscal de la región, cercaron automáticamente el lugar para realizar las pesquisas correspondientes y determinar a quien le pertenecía la extremidad.

Hasta el momento, no hubo aviso sobre alguna desaparición de una persona en la localidad, por lo que las pesquisas deberán ser certeras para dar en el blanco de lo que podría haber sucedido.

El comisario, Cristian Mazza, compartió su testimonio con el Canal C Córdoba y relató que "una persona dio aviso descubierto en la playa de estacionamiento, un miembro inferior humano que estaba siendo comido por los perros". A partir de lo sucedido, los efectivos perimetraron el lugar en cuestión e hicieron entrega del hallazgo a la unidad fiscal de la región.

El policía sumó a su testimonio respecto a la observación del lugar donde se produjo el hallazgo y dijo que en esa zona "suelen dormir algunos indigentes por la noche", pero que en principio se debe seguir investigando. En tanto, el delegado de la intendencia ratificó que "no encontraron otros restos humanos en el sector".

En tanto, sobre la parte humana encontrada, los investigadores nucleados en la policía judicial deberán constatar el tiempo que estuvo arrojado en el suelo. Lo que si confirmó el comisario es que la extremidad "estaba quemada", y que dos testigos del lugar fueron derivados a la comisaria para tomarles testimonio.