Tenía 21 años, y apareció asfixiada después de discutir con su novio boxeador



Malena Daniela Amaya tenía 21 años cuando apareció muerta en la casilla en la que vivía situada en el barrio de San Martín, partido de Guernica.

La noche anterior había discutido con su pareja, que fue la primera persona en encontrarla sin vida. Los elementos del escenario en el que fue hallado el cadáver llevaron a que la causa sea caratulada como averiguación de causal de muerte, y que se inicie una investigación. A dos días de cumplirse un año, la mamá de Malena, pidió Justicia y que intervenga con mayor celeridad.

"Tenemos la certeza por evidencia de que lo que dijo el novio no es así, por eso se está investigando", sostuvo Yamila Amaya, mamá de la víctima, en diálogo con cronica.com.ar.  

Malena apareció muerta el  29 de abril del año pasado, en su vivienda ubicada en calle Remedios de Escalada al 400, de la citada ciudad, en la que vivía junto a su hijo de 3 años y su pareja, un boxeador profesional, con quien mantenía una relación desde hacía un año. 

"La primera persona que la encuentra es el novio. La noche anterior habían discutido, entonces él dice que durmió en la casa de su madre, que queda a cinco cuadras", explicó Yamila. Según contó la mujer, el motivo que desencadenó la discusión habría sido que Malena decidió terminar con la relación. 

La decisión de la joven no le habría caído bien a su pareja, que de acuerdo a su relato la noche previa a la muerte de Malena, se fue de la casa y no durmió con ella. Según su declaración, al día siguiente, cuando se dirigía a la distribuidora de alimentos escolares en la que trabaja, pasó por la casa de Malena y le llamó la atención que había una luz encendida en el interior. 

"Se asomó por la ventana de la pieza, no vio nada, fue por la parte de atrás de la casa, levantó la traba, y según dijo, la encontró a Malena colgada en el marco de la puerta de la pieza de atrás, donde dormía el nene que en ese momento no estaba", relató Yamila. La bajó, la acostó en el piso, llamó a su hermana, y más tarde a su madre, que fue quien detuvo a un patrullero que pasaba por la zona para advertir sobre lo sucedido. Yamila se enteró de lo que pasaba porque un vecino, alertado por la presencia policial, la llamó.



Tiempo después, la autopsia determinó que la causa de muerte fue asfixia mecánica. Sin embargo, Yamila remarcó que "hay elementos de la escena de muerte de su hija, que no condicen con el relato del novio, la primera persona en encontrarla".  

Esto llevó a que la Justicia inicie una investigación para determinar el causal de la muerte de Malena. En la causa interviene la fiscalía UFI N.º 2 del partido de Presidente Perón, a cargo de la fiscal Karina Guyot. 

"Se comenzó la investigación, ya que aún no se puede determinar que fue un suicidio, porque según arrojó la autopsia, el surco apergaminado no tiene la profundidad que tiene que tener un ahorcamiento de suicidio", explicó la mamá de la víctima, de acuerdo a lo que le explicaron desde la fiscalía. 

Y agregó: "Es muy raro porque nada se corresponde con la descripción que él dijo como la encontró. Tenemos nuestras sospechas, porque sabemos la violencia que había, y estamos seguros de que su familia lo ayudó a armar esta escenografía". En ese sentido, la mujer manifestó que hay testigos que indican que la madrugada del 29 de abril del año pasado, vieron "al hombre y su papá a las corridas por el barrio". 

Por las sospechas que Yamila mantenía, en reiteradas oportunidades recibieron amenazas de parte de la familia del novio de su hija, las cuales cesaron una vez que ella los denunció ante la Justicia. 

Cabe destacar que quien era la pareja de Malena, hasta el momento no fue detenido, y tampoco está imputado en la causa. Sin embargo, hace unos días el juez ordenó que el hombre sea sometido a una extracción de sangre, para cotejar dicha muestra con el material genético que fue encontrado en las uñas de la joven muerta. 

La medida fue solicitada, luego que fueran presentados ante la Justicia algunos chats de conversaciones que la víctima mantenía con sus amigas, los cuales dan cuenta que ella sufría violencia de género. "En los mensajes ella contaba que él le pegaba, que ya lo había hecho varias veces, y que ella estaba cansada", relató Yamila. 

¿Malena sufría violencia de género?

Tras la muerte de Malena, salieron a la luz testimonios de sus amigas que afirman que la joven sufría violencia de género a manos de su novio, aunque no hay denuncias al respecto. "Ella no denunciaba porque tenía miedo que le pase algo a ella o a su hijo", dijo Yamilia. 

En ese marco, Yamila recordó que el 1º de enero del año pasado, su hija le contó que había discutido con su novio por una supuesta infidelidad, y "él le dio un manotazo a ella y le dejó unos moretones".

Según contaron las amigas de Malena, en esa oportunidad, ella les contó que su novio "la había agarrado de los pelos y la había metido debajo del termito eléctrico conectado". 

No obstante, en el mes de abril de 2021, el hombre habría vuelto a golpear a la joven. "Me dijo que le había pegado, que le había sacado el celular y plata", dijo Yamila, quien al día de hoy se arrepiente de no haberle dicho que haga la denuncia. "Yo hablé con el papá del chico y le dije que hable con su hijo para que deje de atacarla", expresó la mamá de Malena.

Después de esos episodios, la pareja recompuso el vínculo, "en el que iban y venían". 

Marcha en reclamo de Justicia por la muerte de Malena:

A dos días de cumplirse un año de la muerte de Malena, su familia organizó una marcha para el próximo 29 de abril a las 13.

El punto de partida de la convocatoria es en la intersección de Remedios de Escalada y Ecuador, desde donde marcharán hasta la fiscalía situada en avenida 33 entre 7 y 8. 

"El objetivo de la marcha es reclamar Justicia por Male, que se aceleren los tiempos de la investigación, en esta y en otras causas que también están invisibilizadas", sentenció Yamila.