Una mujer irá presa porque su perro mordió y mató a una abuela

pitbull-x1x-1-crop1649522018110-jpg-1734428432

En  Salta una mujer fue condenada a dos años de prisión de ejecución condicional debido a que su perro atacó y mató a una anciana de 76 años. Por su parte, la familia de la víctima no se mostró conforme con el fallo judicial.

¿Cómo fue el ataque fatal del perro a la anciana?

El episodio ocurrió en julio de 2020. La víctima caminaba por la vereda cuando fue sorprendida por el animal, llamado Beethoven, que se escapó por una pared de ladrillos rota y la mordió en el tobillo izquierdo.

Tras la mordedura, la mujer cayó al suelo y fue asistida por un vecino, quien la trasladó al hospital San Bernardo. Pero durante el trayecto la mujer comenzó a perder mucha sangre y como consecuencia de ello le dio un paro cardíaco.

En la autopsia determinaron que pese a las maniobras de reanimación, la víctima falleció por un shock hipovolémico por ruptura de arteria tibial a consecuencia de la mordedura.

A raíz de esto la Justicia le atribuyó a la dueña del animal la responsabilidad penal por el delito de homicidio culposo al haber omitido el deber de cuidado de la mascota.

La jueza de garantías Sandra Espeche consideró que hubo “omisión de los deberes de cuidado”. A la pena de dos años de prisión condicional se le sumaron, también, tareas de buena conducta.

En  Salta una mujer fue condenada a dos años de prisión de ejecución condicional debido a que su perro atacó y mató a una anciana de 76 años. Por su parte, la familia de la víctima no se mostró conforme con el fallo judicial.

¿Cómo fue el ataque fatal del perro a la anciana?

El episodio ocurrió en julio de 2020. La víctima caminaba por la vereda cuando fue sorprendida por el animal, llamado Beethoven, que se escapó por una pared de ladrillos rota y la mordió en el tobillo izquierdo.

Tras la mordedura, la mujer cayó al suelo y fue asistida por un vecino, quien la trasladó al hospital San Bernardo. Pero durante el trayecto la mujer comenzó a perder mucha sangre y como consecuencia de ello le dio un paro cardíaco.

En la autopsia determinaron que pese a las maniobras de reanimación, la víctima falleció por un shock hipovolémico por ruptura de arteria tibial a consecuencia de la mordedura.

A raíz de esto la Justicia le atribuyó a la dueña del animal la responsabilidad penal por el delito de homicidio culposo al haber omitido el deber de cuidado de la mascota.

La jueza de garantías Sandra Espeche consideró que hubo “omisión de los deberes de cuidado”. A la pena de dos años de prisión condicional se le sumaron, también, tareas de buena conducta.

Mientras que por su parte, el fiscal penal Daniel Escalante dijo a Cadena 3 que "el perro salía y entraba al domicilio por el hueco de una pared de ladrillos", por lo que la condenada deberá hacer una capacitación sobre el cuidado de mascotas. Además, el resto de los animales fueron trasladados a un centro de adopción.

Por su parte, la hija de la víctima, que fue quien radicó la denuncia señaló que para ella y su familia esta resolución no es suficiente. “Nosotros como familia pensábamos que la señora iba a ir presa”, lamentó.

Y agregó: “Perdimos a mi mamá de forma inesperada y no te la devuelven a la vida de ninguna forma”.

“Mi mamá murió desangrada porque mi casa era un charco de sangre, en la calle, en la vereda”, describió.