Tiene 18 años, fue a una entrevista de trabajo, el dueño la encerró y la violó

abuso-x2x-1-crop1649618139231-jpg-543804098

Una joven de 18 años había pautado una entrevista por WhatsApp para un local de chipa, pero el encargado que debía entrevistarla la encerró y abusó sexualmente de ella. El hecho ocurrió en una chipacería de Ruta 5, en Corrientes. 

Nancy, la hermana de la víctima, relató los detalles y explicó que su hermana vio la oferta laboral en Facebook, se comunicó por WhatsApp con el número que figuraba . concretó una reunión de trabajo para el miércoles por la tarde. 

Según sostuvo la víctima, el encargado le había comunicado que ese mismo día comenzaría a trabajar “a prueba”. El cuñado de la joven la acompañó hasta el local para asegurarse de que no se trata de una oferta laboral fraudulenta. Cuando se cercioró de que no había nada sospechoso, la dejó y se fue.

La joven explicó que la entrevista comenzó con “normalidad”: el dueño del espacio le explicó cómo sería el trabajo y qué tenía que hacer. Sin embargo, en un momento le pidió que vaya a limpiar algo a la parte posterior del comercio y la encerró con llave, ella le dijo que se quería ir y le respondió: “Qué feo tu primer día de trabajo porque tu encargado va a abusar de vos”.

 “La tuvo casi 3 horas encerrada. Nos contó que la manoseó, la lastimó, le pegó, le tiró del pelo, la obligó a practicarle sexo oral, y luego hubo acceso carnal”, detalló Nancy. 

La chica regresó a su casa, se duchó y se acostó a dormir. Recién al día siguiente, cuando sus familiares la vieron callada, le preguntaron cómo le había ido en su primer día de trabajo y relató lo ocurrido.

La madre y la hermana la acompañaron a hacer la denuncia, pero en la comisaría negaban la violación y no se la quisieron tomaron. Por eso Nancy le pidió permiso para dar difundir lo sucedido en las redes sociales. Al hacerlo, otras mujeres comenzaron a contar situaciones similares. “Él miente su nombre y no es la primera vez que lo hace. Por el WhatsApp dice que se llama Alejandro, en el gimnasio se hace pasar por Jaime donde también abusa a chicas. Por lo que nos enteramos practica artes marciales”, explicó la hermana. 

Los padres y los hermanos de la víctima fueron al local y golpearon al violador, y recién entonces intervino la policía y les tomó la denuncia. “Mi hermana con los nervios perdió el documento y no pudo radicar la denuncia, porque la tiene que hacer la víctima, no yo. Lamentablemente tuvo que haber un escándalo para que la policía se acerque al lugar y lo detuvieran”.

El abusador, Romero, fue arrestado y está en la comisaría 22 del barrio Ponce, a la espera que la Justicia se expida sobre su situación. 

“Me tocó hasta donde no pudo. Me pegó. Me hizo hacer cosas que no quería. Yo sólo fui a buscar trabajo. Me encerró en el local. Me mandó a lavar lo que ocupamos, y me hizo pasar un infierno. Pensé en callarme, en que quede todo así. Pero gracias a Dios tengo personas a mi alrededor que están en las buenas y en las malas”, escribió Guadalupe, la víctima, en sus redes sociales.