MADARIAGA: Un profesor de murga raptó y abusó a una alumna de 14 años que había salido a comprar lentejuelas


Una nena de 14 años fue víctima de un secuestro y violación en los últimos días de marzo en nuestra ciudad. El agresor es su profesor de murga que la interceptó en la calle cuando la víctima se dirigía a un negocio de la zona para comprar lentejuelas, ya que se estaba haciendo el traje para bailar en una comparsa.


El hecho ocurrió el 26 de marzo pasado pero salió a la luz después de que Andres Olaussen Bruun, el presunto abusador que actualmente está detenido, solicitara a través de la defensa el arresto domiciliario. “Viviría a 80 metros de la víctima”, advirtió a TN Julio Torrada, el abogado que representa a los padres de la menor.

La denuncia fue radicada en la Comisaría de la Mujer y la Familia de General Madariaga y es investigada por el fiscal Walter Mercuri. En tanto, la decisión de conceder o descartar la prisión domiciliaria pedida Olaussen Brunn estará a cargo del Juzgado de Garantías N°1 y tendrá que informarse antes del 30 de abril.

El presunto violador habría atacado a otras nenas de la comparsa

La violación que sufrió la nena fue constatada por los médicos que la atendieron después de realizar la denuncia. Según el informe de los profesionales, la víctima presentaba signos compatibles con un abuso sexual. Además, señaló Torrada, las cámaras de seguridad del municipio registraron el momento en el que el sospechoso subió por la fuerza a su auto a la menor y se la llevó, para después abusar sexualmente de ella.

Olaussen Brunn fue imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal y rapto por los que, de ser encontrado culpable, podría enfrentar una pena de 20 a 25 años de prisión. “Está jugado y es capaz de hacer cualquier cosa”, resaltó a TN el letrado, y enumeró: “Fugarse, entorpecer la investigación, amenazar a un testigo y hasta matar a la víctima”.

Si bien no se le encontraron antecedentes penales al sujeto, que tenía contacto habitual con menores debido a que era quien se encargaba de enseñarles a bailar murga, tras la difusión de este caso habrían aparecido otras víctimas y no descartan que se agrave su imputación.

Mientras avanza la causa, la menor que disparó la investigación sigue sufriendo las consecuencias de la agresión sexual. “Se descompensó y tuvo que ser internada cuando supo sobre la posibilidad de que el violador acceda a un arresto domiciliario y vuelva a estar cerca suyo”, apuntó Torrada, tras lo cual agregó que la chica tiene ataques de pánico y desmayos desde la agresión.

El argumento que usó la defensa de Olaussen Brunn para pedir el beneficio fue una serie de supuestos problemas médicos preexistentes. “Armaron una historia clínica a esos efectos”, subrayó por último el defensor, y concluyó con preocupación: “Una prisión domiciliaria sería poner contra la pared no solo a la nena sino a los padres también”.

Fuente:TN noticias