MADARIAGA: El intendente recordó el asesinato impune del ayudante fiscal Atilio Canale



Un día como hoy hace 7 años asesinaban a quién era el Ayudante Fiscal en nuestra ciudad Arturo Atilio Canale. Fue un 24 de marzo en un ataque en donde fue herido de bala en un aparente asalto que nunca tuvo si quiera sospechosos.

 

Esta tarde el intendente Esteban Santoro habló de “circunstancias poco claras” en el crimen.

 

“Todavía persisten las dudas del motivo de su asesinato y si tuvo que ver por su actuación en el distrito de General Madariaga. No hay que olvidar de que el poder de ese momento lo expulsó por las investigaciones que venía desarrollando. Esta es una más de las tantas muertes impunes y que nos obligan a mantener viva en nuestra memoria los años difíciles que supimos vivir los madariaguenses”

Las afirmaciones del intendente reavivan las dudas que persisten desde aquel entonces: Canale estaba enfrentado con el gobierno de Cristian Popovich a tal punto que la sede de la ayudantía fiscal llegaba a tener cortes en la señal de internet o de los teléfonos porque esos servicios eran pagados por el municipio.

 

Las diferencias surgían por las investigaciones que llevaba adelante el ayudante fiscal sobre venta de estupefacientes y robos calificados que mantenían en jaque a la comunidad de ese entonces. En diversas oportunidades el ex intendente había viajado a La Plata para pedir que sea investigados, desplazado o destituido.

 

Se trataba de uno de los ayudantes fiscales de la provincia con mayor puntaje en el sistema. Su objetivo no era ser fiscal sino concursar para ser juez. Pero se habilitó el llamado a concurso en 2014 para la fiscalía, no lo dejaron participar y le dieron tareas menores en Pinamar.

 

Atilio recibió un tiro en el pecho en la puerta de su casa, cuando se aprestaba a guardar el auto. Ese fin de semana en Mar del Plata se registraron 5 asesinatos y este se produjo en Manuela Pedraza y Valencia cerca de las diez de la noche. Ese día había viajado para estar con su familia por el feriado y a las pocas horas tenía previsto retornar a Pinamar.

 

"¡Pará!", le gritó a la persona que lo apuntaba, y luego se oyó el estampido de la detonación. La esposa de Canales salió a la calle y lo encontró al hombre herido. Una ambulancia llegó en pocos minutos y lo traslado al Hospital Interzonal, donde falleció.

 

Nunca pudo comprobarse nada pero en el imaginario local siempre trascendió que la posibilidad de un ajuste de cuentas por las diferencias entre los dos poderes del Estado.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo