Condenaron a 1 año de prisión a un hombre que usurpó una casa y al irse se llevó hasta las puertas y ventanas




El hecho ocurrió en 2019 en San Bernardo y el imputado, identificado como Pablo Ariel Engel, de 47 de años de edad, llegó a un juicio abreviado en donde recibió una pena de 1 año de prisión por lo que no deberá cumplirla tras las rejas. A este fallo se le sumó otro de la hística de Lomas de Zamora por lo que la condena unificada es de 3 años de prisión.


La definición fue tomada por el Juzgado Correccional 2 de Dolores, luego de evaluar las pruebas en contra de Engel quien se aprovechó que la casa estaba vacía para entrar e instalarse.


Cuando el propietario llegó no pudo entrar al sitio por lo que radicó una denuncia y comenzó un difícil proceso de desalojo. Todo comenzó en 2019 y recién en septiembre de 2020 el condenado fue notificado del desalojo por lo que decidió arrancar puertas y ventanas y llevárselas junto a otros objetos que había en el interior y que no le pertenecían.


Las cajas de luz, la alacena de la cocina, las cerraduras, cerraduras, manijas de bronce, los cables de la instalación eléctrica, cerámicos del piso y hasta el motor de agua fueron arrancados.


La poseedora de la propiedad del efectuar la denuncia dijo haber constatado que la vivienda estaba ocupada por dos masculinos, a uno de los cuales le decían «el uruguayo», señalando las pertenencias que tenía en el interior y aportando documentación que acreditaba su derecho sobre la casa, como por ejemplo facturación del suministro eléctrico a su nombre y el pago de otros servicios.


Del acta de inspección realizada por la policía surge la violencia ejercida por el usurpador para el ingreso, como también de la constatación de los daños provocados para el desapoderamiento de distintos elementos de la vivienda, asimismo de los elementos faltantes de su interior.


Luego de declaraciones y de allanamientos se pudo consustanciación el proceso y se halló culpable al acusado Pablo Ariel Engel, de 47 de años de edad, remisero, nacido en C.A.B.A y con domicilio en Mar de Ajo, por los delitos de «Usurpación y robo en concurso real«, imponiéndole “Un año y un mes de cumplimiento efectivo”, pena que se le unificó en “Tres años de prisión” comprensiva con la dictada en el Departamento Judicial de Lomas de Zamora.