MAR DEL PLATA: Asaltaron y violaron a una mujer

 


 

Una mujer de 62 años fue abusada sexualmente durante el asalto a su quinta del barrio Las Canteras perpetrado el pasado lunes por dos delincuentes, según informaron fuentes de la investigación.

 

En las últimas horas fue detenido un hombre de 22 años sindicado como uno de los autores del hecho, mientras que otro joven de la misma edad quiso escapar en ese mismo momento colgándose de un camión recolección de residuos. Pese al intento, también fue atrapado por la policía.

 

El ataque se registró el lunes en una quinta de Las Canteras, barrio ubicado en la periferia sudoeste de la ciudad, cuando una mujer de 62 años fue sorprendida por los dos ladrones que solo estaban armados con un cuchillo.

 

Tras obligarla a ingresar al domicilio, los delincuentes la ataron de pies y manos. Uno de ellos comenzó a revisar la casa y a apoderarse de electrodomésticos y otros objetos de valor. También, mediante amenazas, le exigió a la mujer que entregara ahorros o el dinero que tuviera.

 

Sin embargo, el asalto tuvo un giro de mayor gravedad aún cuando el otro asaltante se aprovechó de la intimidación que la víctima sufría y la sometió sexualmente. Luego ambos ladrones se dieron a la fuga con el botín.

 

Personal del Destacamento Parque Hermoso, con jurisdicción en la zona del hecho, y la Policía Científica iniciaron la investigación del caso una vez que recibieron la denuncia de la mujer. El fiscal Mariano Moyano ordenó distintas tareas para recolectar pruebas y fue la Policía Científica la que contribuyó con el esclarecimiento del hecho al recuperar una huella dactiloscópica del interior de la casa.

 

Cuando se cotejó en la base de datos Afis, que contiene perfiles de personas con antecedentes penales, arrojó un resultado positivo. La huella correspondía a un individuo llamado Ricardo Latorreca (22), con domicilio fijado en el barrio Don Emilio.

 

Este jueves personal policial se desplegó en torno a la casa del sospechoso pero antes de allanar obtuvo el dato de que no se encontraba allí sino en lo de su novia, en el barrio Belisario Roldán.

  

El fiscal Moyano autorizó una consigna policial en ese nuevo domicilio pero Latorreca, que efectivamente estaba en ese lugar,  lo advirtió y escapó acompañado de otro joven. Latorreca fue detenido a poca distancia, pero su amigo se subió al contenedor de un camión de residuos que pasaba y lo utilizó como medio de fuga. No obstante, la huida fue por algunas cuadras, hasta que la policía interceptó al camión y detuvo al joven, quien ocultaba entre sus prendas una pistola calibre 22.

 

Latorreca fue imputado del delito de abuso sexual agravado y robo agravado por el uso de arma, mientras que Joel Olivar quedó acusado de portación ilegal de arma de fuego. Ambos fueron conducidos a la Unidad Penal N°44 de Batán y deberán prestar declaración ante el fiscal Moyano en la jornada del viernes.