Una abuela de 93 años se recibió en la universidad de Licenciada en Administración

Se llama María Josefina Cruz Blancas y García, es mexicana, tiene 93 años y en las últimas horas se volvió viral gracias a su tenacidad. Es que en cuatro años logró terminar el secundario, empezar una carrera universitaria y recibirse de Licenciada en Administración.

Fue su nieta Maricruz quien le hizo conocer su historia al mundo gracias a Twitter. "Hoy mi abuelita se graduó de la universidad de Administración de Empresas a sus 93 años y no me canso de presumirla en todos lados", aseguró la chica junto con una foto de la mujer vestida con la típica toga y birrete estadounidenses para los graduados.

Además, según compartió la chica, “Crucita", como le dicen en la intimidad a la abuela, fue una muy buena alumna. En su analítico se pueden ver las calificaciones de cada materia y todas fueron aprobadas con nueve o diez.


¿Quién es María Josefina Cruz, la abuela que se recibió de la universidad a los 93 años?

"Crucita" es la matriarca de una gran familia que decidió no quedarse con ninguna deuda pendiente y en el 2017 retomó sus estudios y logró finalizar el secundario en un año. Luego, optó por un desafío mayor, el ser profesional. Fue así como, con una pandemia de por medio y adaptándose a la tecnología, logró el título de Licenciada. Pero eso no es todo, ya que al mismo tiempo está realizando un diplomado en Teología.

“Ella nos ha enseñado siempre a salir adelante sin importar los obstáculos, nos ha enseñado a aceptarlos, superarlos y salir adelante. Hoy a sus casi 94 años se conecta a Zoom solita. El apoyo que le dimos fue para conectarse, pero ella ya se seguía, se metía, investigaba y ponía otro y otro video. (Como) mínimo, lee dos horas al día; mis hijos, que son pequeños, se sientan con ella a leer. Es un gran ejemplo, todos la admiran y quieren mucho y nunca pierde su sonrisa”.

Confesó su hija Citlali en diálogo con AMQuerétaro.

En el discurso de aceptación de su diploma, la mujer se emocionó e hizo una dedicatoria muy especial. 

“No encuentro una palabra más grande que ‘gracias’ para decirle a usted, a todos los maestros y maestras, quienes fueron muy pacientes y nos compartieron todas sus enseñanzas".

Agradeció.

Por otra parte, confesó que necesitó ayuda para poder adaptarse a la nueva forma de estudiar. 

"También agradezco mucho a mis hermanos, a mis nietos y bisnietos, quienes me apoyaron mucho con la tecnología, con las clases en línea. Tengan confianza y pidan a Dios que les dé fuerza para aceptar lo que venga. Mi título se lo dedico a mi familia”.

Sentenció.