La desgarradora despedida del padre de Lucio Dupuy, el nene de 5 años asesinado en La Pampa: “Perdóname, hijo, no llegue a tiempo”

 


 

“Perdóname, hijo, no llegue a tiempo”, escribió Christian Dupuy horas antes del entierro de su hijo, Lucio. Por la muerte del niño de cinco años fueron acusadas de homicidio la madre biológica y su pareja. “Ay, hijito, cómo me duele el alma. Mi rusito, mi grinto, te amo tanto”, se lamentó el padre, en una conmovedora carta de despedida.

 

“Perdoname por no poder hacer nada”, reiteró el afligido padre a través de un texto difundido en su perfil de Facebook.

 

“A solo pocas horas de tu entierro en ese lugar que siempre tanto escalofríos me dio, para que tu cuerpito en paz descanse, con lágrimas en los ojos sin fuerzas y sin poder haber pegado un ojo mirando al pasillo para ver si te veía... dejando mi mano extendida para ver si me tocabas, buscando explicaciones pensando si todo esto es verdad, torturándome con tu imagen en ese cajoncito, y pidiéndole respuestas a Dios hijo mío”, escribió Dupuy.

 

El padre del niño, un trabajador del Frigorífico Pampa Natural La Anónima de 27 años, difundió el texto acompañado por una foto de Lucio, risueño, sobre una bicicleta. “Me dejas con el alma rota buscando ‘el porqué’ de tantas cosas y me doy cuenta ahora de lo que estabas sufriendo y yo sin saberlo y ahora es tarde”, continuó.

 

Dupuy remarcó que a su hijo lo “tenían preso de su infancia e inocencia”. “Por eso tardabas en contestarme cuando te preguntaba si eras feliz. Te tenían en silencio.... tenías miedo y yo no me di cuenta”, agregó el padre.

 

El caso


La muerte de Lucio Dupuy generó una profunda conmoción en La Pampa, donde la madre biológica de la criatura y su pareja fueron acusadas por homicidio. En una audiencia realizada ayer por la tarde, la Justicia provincial les dictó a ambas la prisión preventiva.

 

El caso conmueve por las características. Según retrató El Diario de La Pampa, las mujeres llegaron el viernes a la guardia de la Unidad Regional, en el barrio Atuel, en Santa Rosa, con el niño, Abel Lucio Dupuy, convulsionando. Los médicos le realizaron RCP y lo trasladaron de urgencia al Hospital Evita, pero no pudieron salvarle la vida.

 

“Tenía desde mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo... algo pocas veces visto”, aseguró a ese medio una fuente judicial con acceso al expediente.

 

Por el caso, fueron detenidas Magdalena Espósito Valenti, de 24 años, madre biológica del nene, y Abigail Páez, de 27 años de edad, su actual pareja. En las redes sociales, se viralizaron imágenes de las mujeres y también del niño con un pedido de justicia.

 

Ahora los investigadores tratan de establecer en estos momentos si el menor estuvo mucho tiempo en una situación de agonía. Para ello, se esperan los resultados que arrojen la autopsia y también el trabajo realizado por la Agencia de Investigación Científica en el domicilio familiar.