El Gobierno limitó las exportaciones de maíz

 


El Gobierno nacional resolvió este lunes limitar las exportaciones de maíz de la campaña 2020/21 luego de completarse el saldo exportable de 38,5 millones de toneladas.

 

“A partir del día de la fecha, sólo se aceptarán para su registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior dentro del régimen especial denominado DJVE-30 establecido por el Artículo 13 de la citada Resolución N° 128, siempre que las mismas correspondan con operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con barcos nominados con fecha estimada de arribo”, según un comunicado que se les envió a los exportadores.

 

La medida se tomó, según admitieron en el Ministerio de Agricultura de la Nación, tras los rumores que hubo en las últimas dos semanas sobre una suba de las retenciones y posibles cierres de las ventas al exterior que hicieron que se adelantaran más de 2 millones de toneladas de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE). Ya se anotaron más de 38,5 millones de toneladas para su colocación en el exterior.

 

De acuerdo a las fuentes oficiales, no se cerrarán las exportaciones sino que se pedirán datos. Además, se destacó que esto se hace por la resolución 128 de 2019, que permite solicitar información.

 

En rigor, la cartera de Agricultura va a solicitar a los exportadores presentar las declaraciones de exportación con las “operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con barcos nominados con fecha estimada de arribo”.

 

Días atrás el titular de la cartera agropecuaria, Julián Domínguez, durante la presentación del proyecto del Gobierno de desarrollo agroindustrial había definido al maíz, el trigo, y la carne como bienes culturales, a los cuales había que controlar sus saldos exportables.

 

De acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, esta campaña el maíz cubrirá 7,1 millones de hectáreas, un nivel récord que representa un crecimiento del 7,6% versus el año pasado. De esa superficie, a la semana pasada se llevaba implantado un 21,1% de lo previsto.

 

Ante esta decisión, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, comentó desde su cuenta de Twitter: “Seguir interviniendo y burocratizando los mercados es una pésima señal que trae desconfianza en los productores. Ya lo vivimos desde abril con la carne y ahora con el maíz. Nuestro país necesita que todos podamos trabajar libremente para producir sabiendo que vamos a poder vender”.

Publicar un comentario