Tiraron a una beba recién nacida a la basura y el camión de residuos le compactó la cabeza


En la localidad bonaerense de San Nicolás, un joven, de 22 años, y su novia, de 25, se encuentran detenidos preventivamente por el asesinato de su beba recién nacida. El cadáver de la pequeña, con la cabeza destrozada, había sido encontrado en un basural y envuelto en un chaleco con la inscripción “Cristo te ama”. Se cree que la niña habría sido arrojada viva a la basura y que su cráneo fue aplastado por la compactadora de residuos del camión recolector.

Los voceros del departamento judicial de San Nicolás revelaron a cronica.com.ar que la mujer, de 25 años, se hizo presente por decisión propia ante las autoridades cuando se enteró que era buscada por los pesquisas.

Al respecto, la muchacha sostuvo que dio a luz en un parto casero en el baño de su domicilio y que no sabía que se encontraba embarazada.

Mientras tanto, el individuo, de 22 años, fue capturado en la vía pública, en el barrio Villa Esperanza, por los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de San Nicolás, debido a que los funcionarios opinan que era imposible que no supiera lo ocurrido.


Peritos de la Policía Científica, al revisar el cadáver de la bebita, establecieron que la criatura, que tenía una herida contusa en el cráneo, había nacido entre 48 a 72 horas antes de ser hallada, determinándose que presentaba el cordón umbilical sin la pinza cauterizante, por lo cual pensó que se podía tratar de un parto sucedido fuera del ámbito medico.

Hasta el momento, se sospecha que la beba habría sido arrojada viva a la basura tras el alumbramiento y que la compactadora del camión de residuos le habría aplastado la cabeza.

Gracias a las diversas diligencias investigativas, se comprobó que la pequeña tenía colocado un chaleco rojo, con la inscripción “Cristo te ama” y que dicha prenda de vestir era entregada, en forma gratuita, en un templo evangélico situado en calle Carlos Calvo al 1100, en San Nicolás.

Con estos datos, se concretó un allanamiento en la sede de esa iglesia, aunque además se realizó una requisa en la vivienda de la joven, ubicada en Chaveche al 1100, donde se incautaron ropas, hisopos, papel higiénico y sábanas que, a simple vista, presentaban manchas de sangre.

Intervinieron en esta causa, que fue caratulada “Homicidio calificado por el vínculo”, la doctora María Belén Baños, fiscal de la Unidad Funcional N°3, y el magistrado Román Parodi, titular del Juzgado de Garantías N°1, ambos pertenecientes a los tribunales de San Nicolás.



Publicar un comentario