Buscó en Google "puntos débiles para apuñalar" y mató a su ex cuñada de 14 años


Un joven de 22 años enfrentará un juicio oral por matar a su ex cuñada de 14 después de buscar "puntos débiles para apuñalar" en Google, en noviembre del año pasado, en la ciudad chubutense de Puerto Madryn.

Así solicitó el fiscal Jorge Bugueño, quien adelantó que pedirá prisión perpetua para Juan Gabriel Orellana (22), imputado del femicidio de la adolescente Lía Vázquez (14).

La fiscalía de Puerto Madryn informó a través de sus redes sociales que requirió que Orellana sea juzgado por el delito de "femicidio en concurso ideal con femicidio transversal, todo ello en concurso real con homicidio en ocasión de robo".

El femicidio "transversal" es un agravante contemplado en el inciso 12 del Código Penal para quienes matan a alguien para vengarse o causar sufrimiento a una tercera persona. En este caso, Orellana apuntó a su ex suegra, con quien tenía una mala relación. Fuentes judiciales informaron que esta es la primera vez es utilizada esta figura en la provincia del Chubut.

A su vez, el fiscal Bugueño aseguró que cuentan con "elementos suficientes para llevar a juicio oral y público al imputado Orellana", como pruebas de ADN, pericias informáticas e imágenes de cámaras de vigilancia. El siguiente paso es que la Oficina Judicial fije audiencia ante un juez para tratar la acusación presentada y resolver si el caso se eleva a juicio.

Por su parte, Orellana, que es patrocinado por el abogado Carlos del Mármol, nunca declaró sobre lo ocurrido durante la mañana el 13 de noviembre de 2020. 

Ese día alrededor de las 9.30, Lía estaba junto a su hermano de seis años en su casa del barrio Pujol de Puerto Madryn, cuando –según la acusación- llegó Orellana y "con la utilización de un arma blanca comienza a someter a la víctima provocándole heridas", que le provocaron la muerte de manera instantánea.

Para el fiscal, "aprovechando la circunstancia de la muerte por él provocada, Orellana sustrae de la caja registradora del local, que funciona dentro del mismo domicilio, la suma aproximada de treinta mil pesos".

El joven fue detenido esa misma mañana dentro de un minimercado donde trabajaba y desde ese momento, estaba detenido en prisión preventiva a la espera del juicio.

Al momento del femicidio, Orellana tenía un hijo de poco más de un año de su ex pareja, hermana de Lía y a quien había amenazado con matar a su familia.

Los investigadores reconstruyeron que el día anterior al femicidio de Lía, Orellana había buscado en Google desde su teléfono "cómo matar a una persona" y "los puntos débiles para apuñalar".

Las fuentes dijeron que el joven había sido denunciado por su ex pareja a raíz de "varios episodios de violencia", entre ellos uno ocurrido en octubre del año pasado cuando en estado de ebriedad llegó a su casa y la amenazó con cuchillos a ella y a su bebé.




 


Publicar un comentario