Roban dinero y rompen corazones: Cómo funciona la estafa del "cuento del tío enamorado"


Las estafas virtuales o telefónicas casi siempre atacan a los más vulnerables, los abuelos: desde los cuentos del llamado diciendo que está secuestrado el hijo o el nieto y que entreguen todo su dinero o el llamado para cambiar billetes que saldrán de circulación.

La lista sigue y quitarle a otro con engaños todo lo material que puedan se ha multiplicado en pandemia, por el crecimiento de la virtualidad y la soledad.

Hoy la estafa no sólo apela a engaños para apoderarse del dinero, sino que deja a la persona estafada con el corazón roto. Se trata del “cuento del tío enamorado”. La trampa se realiza a través de redes sociales. Se buscan mujeres solas o mujeres que no se sienten amadas.

Cómo realizan la estafa

Todo empieza por un comentario a una foto, o a un posteo, incluso con la excusa de confusión de persona (“vos sos la cuñada de fulano, hace tiempo no los veo”). Ellos siempre dirán que viven en otra provincia o localidad alejada, porque será la excusa ideal para demorar el encuentro.

Una vez que se establece el contacto y se logra pasar a una charla en privado, puede ser por la misma red social o a través de WhatsApp, comienza la tarea el “enamorado”.

Esa mujer sola recibe un saludo de buenos días, alguien está pendiente de cada detalle que le cuenta la víctima. Se presentan como cansados de aventuras y nunca hacen hincapié en lo estético ni en la edad de la mujer. La relación por mensajes puede durar una a dos semanas de cuatro o más mensajes diarios. Siempre haciendo sentir bien a la víctima.

El próximo paso es hablar de proyectos, y plantear alguna dificultad económica. Entonces llegan las demoras del tan ansiado encuentro: 

“Terminan las restricciones y nos encontraremos”, “prometo, verte y hacerte feliz”.

La ansiedad de la víctima es acelerada por el estafador, quien le confiesa un amor nunca jamás sentido, o le dice que daría todo para lograr esa vida juntos, pero no tiene el dinero para eso.

La mujer accede a “ayudarlo” y le manda dinero una, dos y hasta tres veces. Luego desaparece el príncipe azul y detrás de él la víctima pierde el dinero y su autoestima. Este delito no se suele denunciar por vergüenza.

Consejos a tener en cuenta

Ante la duda de un desconocido muy gentil, tratar de verificar la identidad.

Si detectan una mentira del enamorado, confrontarlo en el acto.

Si supeditan el encuentro al fin de la pandemia, sólo esperar.

Si plantea problemas de dinero o pide dinero, es momento de solicitarle nombre, DNI, dirección y verificarlo; especialmente negarse a enviarle dinero.

Si está muy segura de que es una persona fiable, sólo admitir transferir dinero a una cuenta con CBU a nombre del enamorado.

Si fue víctima del “cuento del tío enamorado”, debe denunciarlo. Son muchísimos los casos.


 


Publicar un comentario