Murió el otro motochorro baleado por un subcomisario: El ladrón portaba una pistola de juguete


La localidad bonaerense de Wilde, partido de Avellaneda, se encuentra convulsionada luego de que un subcomisario de la Policía Federal Argentina (PFA) abatiera a disparos a uno de los motochorros que intentó asaltarlo e hiriera de un balazo en la cabeza al cómplice. 

El sangriento hecho se produjo en Boulevard de los Italianos al 1100, casi en el cruce con la calle Teniente Coronel Lafuente, el domingo por la tarde. Con el correr de las horas, el ladrón lesionado de gravedad falleció en el Hospital Presidente Perón, en la localidad bonaerense de Sarandí, en donde había sido operado de urgencia.

Ahora, la Justicia intenta esclarecer el contexto del violento hecho. Al momento, se determinó que el oficial, quien se desempeña como subjefe de la División Auxiliares de Seguridad y Defensa de la PFA, estaba de civil y franco de servicio, y que disparó varias veces contra los delincuentes. Se cree que realizó, al menos, 12 detonaciones.

El primero de los ladrones que murió tenía seis orificios de bala en su cuerpo, mientras que el segundo presentaba cuatro, uno de ellos en la cabeza. 

Además, se comprobó que los asaltantes portaban una réplica de una pistola, y que el policía no utilizó su arma reglamentaria.




Publicar un comentario